La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, firmó a última hora de este martes la carta mediante la cual el Gobierno británico notifica formalmente a la Unión Europea su deseo de iniciar el proceso de retirada de esta organización.

May permitió a la prensa británica fotografiar el momento en el que estampó su rúbrica en el documento, en la sede del Gobierno, en el número 10 de Downing Street, pero no ofreció declaraciones.

En la misiva, el Reino Unido invoca el artículo 50 del Tratado de la UE, más conocido como Tratado de Lisboa, que recoge el derecho de los estados miembros a abandonar el bloque comunitario y establece unas normas mínimas para ello.

La carta será entregada este miércoles al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, por el embajador británico, Tim Barrow, tras lo cual comenzará a contar el plazo de dos años que el Tratado da a las partes para negociar los términos en los que se producirá el divorcio. Después May, hará una declaración parlamentaria en la que confirmará el comienzo de las negociaciones.

También está previsto que la premier celebre por la mañana, antes de acudir al Parlamento, una reunión del Gobierno. May destacará su promesa de representar "a cada persona del Reino Unido", incluidos los ciudadanos comunitarios, durante los dos años que durarán las negociaciones con Bruselas, según extractos de su intervención parlamentaria adelantados por los medios.

"Es mi firme decisión obtener el acuerdo adecuado para cada persona en este país. Mientras afrontamos las oportunidades que tenemos por delante en este camino trascendental, nuestros valores compartidos, intereses y ambiciones pueden, y deben, unirnos", resaltará la primera ministra. "Somos una gran unión de personas y naciones con una orgullosa historia y un futuro brillante. Y ahora que la decisión ha sido tomada de dejar la UE, es hora de unirnos", agregará.

Sin precedentes

Una vez que la misiva sea entregada, empezará la cuenta atrás para el divorcio británico, previsto para el 29 de marzo de 2019, al término del periodo de negociaciones.

Por su parte, se espera que Tusk haga este miércoles una declaración de acuse de recibo y, el jueves el presidente del Consejo hará circular entre los 27 miembros de la UE un borrador sobre las directrices de negociación con el Reino Unido, según los medios.

Estas directrices serán adoptadas formalmente en la cumbre especial de los 27 organizada para el 29 de abril en Bruselas.

El Reino Unido empezara su divorcio de Bruselas después de que los británicos votasen a favor del brexit en el referéndum celebrado el pasado 23 de junio.

Ambas partes han expresado su deseo de alcanzar el mejor acuerdo posible, aunque de momento es un misterio cómo se materializará porque es la primera vez desde la creación de la UE, hace ya seis décadas, que uno de sus miembros opta por la retirada.