El sector ferroviario del sindicato muestra su preocupación e insta a las autoridades a adoptar "las medidas oportunas" para que se corrija la situación.

Además, se opone a "cualquier supresión o cierre de líneas, estaciones o venta de billetes". Reivindica, por el contrario, un ferrocarril "público y social".

En esta línea, CC.OO. pide a las corporaciones locales "gestiones para mantener y potenciar la red, inclusive dirigirse al Gobierno central y al gallego para que se articulen las partidas presupuestarias precisas para la mejora de los servicios".

Recuerda que, antes de terminar el año, el Ministerio de Fomento deberá publicar una nueva relación de las obligaciones de servicio público ferroviaario.

Y al respecto, teme que se endurezcan los criterios "y pesen más la rentabilidad económica y el número de viajeros, olvidando el carácter social, vertebrador y dinamizador de la economía de los lugares atravesados por estas líneas".

Apunta que las deficiencias se materializan por "falta de material ferroviario, disminución de personal y escaso mantenimiento de infraestructura". A mayores, denuncia que se le da a la comunidad gallega "un trato discriminatorio respecto de otras".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.