Opel Insignia 2017
El nuevo Opel Insignia es más grande que la mayoría de modelos alternativos, y también más largo que la versión anterior, de 2014. KM77.COM

El nuevo Opel Insignia ya se ve en el horizonte. El modelo que reemplaza al Insignia de 2014 llegará a los concesionarios el próximo mes de junio con dos estilos de carrocería distintos, el de cinco puertas (Grand Sport) y el familiar (Sports Tourer), sin alternativa en cuatro puertas.

Inicialmente, la gama tendrá motores de gasolina de entre 140 y 166 caballos y diésel desde 110 caballos y hasta 170, todos ellos de cuatro cilindros. La caja de cambios podrá ser manual con seis velocidades o con idéntico número de relaciones pero funcionamiento automático (en la versión gasolina de 165 CV), o bien ocho velocidades (para el diésel de 170 CV). No está a la venta por el momento la variante con motor gasolina de 250 caballos, que también incluirá el cambio automático de ocho relaciones y tracción total.

El precio de salida es de 28.658 euros, y puede llegar hasta 37.488 en función de la versión. De momento, son precios poco orientativos para conocer el coste real final, pues hasta ahora Opel no ha dado a conocer a cuánto ascenderá el descuento promocional.

En este nuevo Insignia destaca su tamaño (4,90 metros la versión de cinco puertas y 4,99 la familiar): su longitud es superior a la de todos los modelos alternativos, aunque algunos se quedan cerca. Es el caso del Ford Mondeo y el Mazda6 (ambos de 4,87 metros), aunque otros son claramente más pequeños, como el Volkswagen Passat, de 4,77 metros. También en anchura gana el Insignia, con 1,86 metros (sin contar los retrovisores), aunque en esta variable sí hay un vehículo alternativo por encima, el Renault Talisman (un centímetro más). Y, además, el Insignia también se supera a sí mismo: la anterior generación era más pequeña, medía 4,84 metros (ver comparativa).

Sus grandes dimensiones exteriores se traducen en un interior más grande que el del modelo que le precede. Aumenta el espacio para las piernas de los ocupantes de las plazas traseras, así como la anchura para los hombros, la mayor en este tipo de coches. Si bien su interior es grande en términos absolutos (excepto en altura libre al techo en los asientos traseros), no es sobresaliente teniendo en cuenta las dimensiones de la carrocería.

El nuevo Insignia, con 490 litros de capacidad, pierde 40 litros de volumen de carga para el maletero respecto a la generación anterior de cinco puertas. Es una faceta en la que sale perdiendo respecto a muchos turismos de 4 y 5 puertas en una horquilla de longitud similar, entre 4,75 y 4,95 metros. En esta comparativa, el Insignia solo está por encima del Peugeot 508, el Mazda6 y el Volkswagen CC.

Aspecto interior del Opel Insignia

Es un coche que, pese a su gran tamaño, tiene buena maniobrabilidad. Mejora en ese aspecto al Renault Talisman y al Ford Mondeo, y dinámicamente es un coche normal, no especialmente silencioso (sobre todo con el motor diésel de 2,0 litros de cilindrada) y una suspensión que puede ser de dureza variable. En términos generales es confortable para realizar viajes largos, al igual que prácticamente todas las berlinas de precio similar.

El interior no pierde espacio pese a que la carrocería es más baja que la de la generación anterior, pues los asientos también van más bajos. El puesto del conductor tiene dos tipos de asientos posibles y varias regulaciones eléctricas (anchura del respaldo y masaje entre ellas), y en todos casos resulta confortable. La calidad de los acabados, sin dejar de ser sencilla, es buena.

Con este nuevo modelo del Insignia, Opel actualiza además el equipamiento relativo a la asistencia a la conducción. Incluye, ya sea de serie o como opción, todos los elementos ya comunes en este tipo de coches: asistente por cambio involuntario de carril, programador de velocidad activo con frenada de emergencia, alerta de tráfico trasero cruzado, cuatro cámaras exteriores que dan imagen de lo que hay alrededor de la carrocería (no excelente en calidad pero muy útil para maniobrar) y asistente de aparcamiento.

Además, el Insignia tiene ciertos elementos de equipamiento que, por su utilidad y por no estar siempre presentes en vehículos alternativos de la competencia, resultan destacables. Algunos de ellos son el sistema de asistencia en línea, el head up display y los faros matriciales de ledes, muy a tener en cuenta para quien conduzca muchos kilómetros de noche en zonas mal iluminadas.

Hemos calculado el precio de una póliza de seguros a todo riesgo con franquicia para un Opel Insignia diésel de 170 caballos de 2015 (el de 2017 todavía no está disponible) con el comparador de seguros de 20minutos.es. El tomador sería un hombre de 40 años separado, residente en Madrid, abogado de profesión y con más de 20 años de experiencia al volante, 10 como titular de seguros y otros tantos sin sufrir accidentes. El coche, que dormiría en garaje colectivo, tendría previsión de recorrer entre 30.000 y 35.000 kilómetros al año, y un uso prácticamente diario. Para este supuesto, el precio más bajo lo ofrece Direct Seguros con una póliza de 234 euros al año con franquicia de 240 euros. La calidad del seguro es de 6,52 sobre 10 y la relación calidad-precio es de 7,86.