El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado este martes el plan de inversión en infraestructuras en Cataluña para los próximos años centrado principalmente en Rodalies y el Corredor Mediterraneo durante la inauguración de la jornada 'Conectados al futuro' que se celebra este martes en el Palacio de Congresos de Cataluña en Barcelona.

Rajoy ha anunciado una inversión en Rodalies de hasta 4 mil millones de euros entre 2017 y 2025 "se necesita un esfuerzo especial, se hará y se cumplirá" ha asegurado Rajoy.

Sobre el Corredor Mediterraneo, el presidente del Gobierno ha asegurado que "es una infraestructura fundamental a nivel político, económico y social que conectará los principales centros logísticos del Mediterráneo" y ha avanzado que el objetivo es que esté listo en la primavera del año 2020.

Mariano Rajoy ha avanzado también un paquete de inversiones en el aeropuerto Barcelona-El Prat y ha asegurado que el Gobierno continuará con la inversión en los aeropuertos catalanes "porque aquí se gestiona el 30% del tráfico aéreo español", ha dicho.

Sobre el proceso soberanista, Rajoy ha afirmado que "España es un gran país y Cataluña siempre ha estado en la proa de los avances" y ha asegurado que "la inestabilidad política puede malbaratar el avance de nuestra economía".

Rajoy ha mostrado su preocupación por el hecho de que "algunos quieran desonectarse del diálogo y de la ley" y ha afirmado ante un público formado por empresarios catalanes y miembros de la sociedad civil catalana que "ustedes conocen el desgaste que supone que se destinen tantos recursos a la inestabilidad política" y ha añadido que se debe trabajar "para construir puentes".

Rajoy ha querido afirmar ante los asistentes a la jornada sobre infrastrcuturas 'Conectados al futuro' que "la concordia y el sentido común van a prevalecer. Les pido su ayuda para recuperar la concordia y les ofrezco diálogo y acuerdo. Es tiempo de reconstruir puestes de diálogo".

"Yo no voy a autorizar este referéndum"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado este martes un nuevo plan de inversión en infraestructuras en Cataluña, en concreto en los trenes de Rodalíes, de casi 4.000 millones de euros de euros para los próximos nueve años.

Así lo ha reconocido en una entrevista en el diario La Vaguardia, en la que también ha asegurado que no cree que Cataluña sea un problema, ya que nunca ha tenido ningún problema en las ocasiones en las que allí ha estado. "Otra cosa es que haya determinados dirigentes políticos que quieran generar un problema que no existe transgrediendo un principio básico en democracia que es el cumplimiento de la ley. Dicho esto, efectivamente esa cuestión es probablemente a la que dedico más tiempo, más interés y más atención, yo y todo mi Gobierno", ha asegurado.

Preguntado sobre si tiene ya una respuesta para afrontar el problema catalán, responde que quiere que "sigamos viviendo juntos, como hemos hecho durante toda la vida, como aconsejan todos los lazos humanos, económicos y afectivos que nos unen" a la vez que aboga por una mayor integración e insiste en que no puede haber una solución contraria a la legalidad.

De su reunión con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en Moncloa, afirma que le dijo que no puede autorizar un referéndum que liquide la soberanía nacional, "es plenamente consciente de que yo no voy autorizar este referéndum porque no quiero y porque no puedo", refiere. También le dijo que "echaba de menos su presencia en la conferencia de presidentes donde se hablaría de temas que importan a los catalanes".

Puigdemont es consciente de que yo no voy autorizar este referéndumA la cuestión de la insistencia de Puigdemont de "referéndum o referéndum", dice que siente "mucho que se esté insistiendo en plantear a la gente cosas que no son posibles y que, además, se están tratando de imponer a una parte muy grande de la población que no las desea... insistir en esa idea no aporta nada a la convivencia ni al futuro de Cataluña". Y responde que si el Govern trata de celebra el referéndum hará cumplir la ley, no dejará que se la salten y actuará con "proporcionalidad, prudencia, mesura y equilibrio".

Cuestionado por si aplicaría el artículo 155, dice que "está en la Constitución y es plenamente vigente, pero -agrega- el Estado también tiene muchos otros mecanismos para hacer valer su legalidad como se está viendo". Añade que no reformaría la Constitución porque "hoy no veo una situación de estabilidad y serenidad suficientes como para hacerla".

Infraestructuras en Cataluña

Sobre el nuevo plan de inversión en infraestructuras en Cataluña, en concreto en los trenes de cercanías de Cataluña (Rodalíes), asegura que se invertirán un total de 3.900 millones de euros entre 2017-2025, de los que 1.882 se invertirán durante esta legislatura.

Preguntado por el malestar de la sociedad catalana en cuanto a las inversiones del Estado en su territorio, Rajoy recuerda que Cataluña en la única comunidad que tiene sus cuatro capitales de provincia comunicadas por AVE, que se han hecho inversiones importantes en el aeropuerto de El Prat y en el puerto, entre otras. Asimismo, destaca que "fuimos nosotros los que empezamos la construcción del corredor mediterráneo y que conseguimos que la UE dijera que fuera una prioridad europea".

De esta manera, Rajoy no cree que el Gobierno de España haya desatendido a Cataluña en los últimos años, y destaca que desde 2012 se ha destinado a esta Comunidad Autónoma 67.000 millones de euros para garantizar el funcionamiento de sus instituciones. "Creo -agrega Rajoy- que si se nos puede acusar de algo, es de no haber explicado mejor la enorme labor del Gobierno de España en Cataluña".

Cataluña debería estar ahí, defender sus argumentos y también escuchar los de los demás

En cuanto a la financiación autonómica, Rajoy refiere que no fue el responsable del actual sistema de financiación, asegura que hacer un modelo en plena crisis económica hubiera sido "un disparate monumental", y añade que ahora han abierto "una comisión de expertos en la que están todas las autonomías salvo Cataluña". "Es absurdo -considera Rajoy- hacer un modelo sin que esté la Generalitat, pero tendremos que hacerlo. Cataluña debería estar ahí, defender sus argumentos y también escuchar los de los demás".

A la pregunta de si ve posible que el PDEcat vuelva a tener un papel importante, Rajoy explica que "cuando uno se pone en manos de los radicales, pierde la centralidad, y acaba perdiendo la confianza de la gente" y a la cuestión de si echa de menos cuando CiU garantizaba la gobernabilidad, recuerda que el PP también se la ha garantizado a la Generalitat y que su partido "era un socio mucho más leal y responsable que los actuales socios" del Govern.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.