Adele
La cantante británica Adele, durante uno de los conciertos de su gira actual. GTRES

Adele, una de las reinas del pop actual, no sabe si volverá a actuar de nuevo. Esa incógnita cayó como un jarro de agua fría entre los 40.000 espectadores que se congragaron este domingo en el concierto que ofreció en el Mt Smart Stadium de Auckland, en Nueva Zelanda, en el último espectáculo que completaba la gira mundial para promocionar 25, su último álbum. 

Fue entre canción y canción cuando lanzó lo que muchos se esperaban después de que su agente, Michael Cooper, sembrara la duda con unas declaraciones al Daily Telegraph: "Puede que no volvamos a verla de nuevo". El domingo, fue la propia intérprete quien expuso sus motivos sobre el escenario: "No sé si volveré a ir de gira, es algo que se me da bien... los aplausos me hacen sentir vulnerable", dijo, según recoge The New Zealand Herald, en alusión al pánico escénico que sufre desde hace años.

"Vosotros sois la única razón por la que hago esto", explicó tras cantar durante horas bajo la lluvia en el único concierto en el que había llovido "con esa intensidad". Eso sí, Adele, durante el cierre del espectáculo, describió su gira como el mayor logro de su carrera y admitió que había cambiado su vida.

El pasado mes de febrero, la británica se alzó con los cinco premios a los que aspiraba en la 59 edición de los Grammy, incluidos los tres principales: mejor álbum del año (25), mejor grabación del año y mejor canción del año, ambos por Hello.