"Nos preocupa enormemente la imagen de futuro que se nos plantea con este marco presupuestario", ha aseverado el portavoz de Cs quien ha recordado que es el Gobierno el que obliga a todos los ayuntamientos a elaborar este documento para contar con el contexto donde se enmarcará la elaboración de los presupuestos atendiendo al objetivo de estabilidad presupuestaria y de deuda pública.

"En este marco presupuestario", ha añadido Olivares, "vemos cómo la planificación del PSOE sigue siendo subir la carga impositiva a los granadinos, concretamente más del 32 por ciento del IBI desde 2016 a 2020, mientras que se reducen notablemente los servicios que se les prestan, y todo sin mostrar ningún interés por trabajar para dar alternativas a los elevados gastos municipales, que es la clave del desequilibrio existente".

El portavoz ha reconocido lo "difícil" de la situación actual de la economía municipal, por lo que ha abogado por la elaboración de un plan de saneamiento a diez años, con propuestas de amortización y revisiones de contrataciones de servicios, para evitar caer así en una situación de "máxima gravedad". En este sentido, también ha querido lanzar una "llamada de atención" al equipo de gobierno para que plantee propuestas "realistas y efectivas" en el borrador de presupuestos para el año 2017 que Ciudadanos, al igual que el resto de los grupos, sigue aún esperando.

"Después de muchos años de mala gestión, donde se han hecho gastos muy por encima de las posibilidades que tenía este Ayuntamiento, nos enfrentamos a unas previsiones que nos dejan claro que no existe un proyecto económico de ciudad y que la intención es que los granadinos sigan pagando las deudas y los errores que se han cometido en el pasado, ofreciendo a cambio menos servicios", ha señalado el edil.

Consulta aquí más noticias de Granada.