Según informa la AUGC, los servicios jurídicos de la asociación han asesorado y representado a los dos agentes en los hechos que ocurrieron el día 21 de febrero, cuando el procesado, que tenía una prohibición judicial de aproximarse y comunicarse con su madre, así como antecedentes por quebrantamiento de condena y amenazas en el ámbito familiar, se personó en el domicilio de la misma y presuntamente la insultó y la amenazó de muerte.

Cuando los dos guardias civiles llegaron al lugar, dicho individuo se abalanzó sobre ellos "lanzándoles puñetazos y patadas", y mientras procedían a su detención se resistió "golpeándoles con pies y manos", a la vez que en presencia de los agentes volvió a amenazar de muerte a su madre e incluso "le escupió en la cara", según AUGC, que detalla que como consecuencia de la agresión "los guardias civiles sufrieron diversas contusiones y contractura".

Entretanto, la asociación insiste en que "desde hace años Puente Genil es una de las localidades de la provincia que registra más agresiones a guardias civiles, la última de ellas hace apenas tres semanas, cuando un grupo numeroso de personas agredieron a cuatro agentes para impedir que pudieran detener a un hombre sobre el que pesaba una orden de detención e ingreso en prisión".

Ante ello, AUGC reclama que "se adopten las medidas necesarias para atajar una situación tan preocupante, siendo la primera de ellas un incremento considerable de la plantilla de la Guardia Civil en Puente Genil, que es claramente insuficiente, así como la habilitación de los medios materiales y recursos humanos necesarios para acabar con esas agresiones".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.