Eduardo Martínez-Oliva
Eduardo Martínez-Oliva EUROPA PRESS

Respecto a la estabilidad presupuestaria, la diferencia entre los ingresos y gastos no financieros, 373 y 336 millones de euros, respectivamente, arroja una capacidad de financiación consolidada para el Ayuntamiento. No obstante, el importe definitivo habrá de esperar a la liquidación del Presupuesto 2016, cuya aprobación se producirá próximamente.

En relación con la regla de gasto, el informe de intervención estima que se cumplirá al cierre del ejercicio corriente, mientras que el endeudamiento a largo plazo se sitúa al cierre del último trimestre de 2016 en el 43 por ciento de los ingresos corrientes, muy lejos del 75 por ciento, porcentaje que supone el límite para que el Ayuntamiento pueda concertar nuevas operaciones de crédito a largo plazo sin autorización.

Por otra parte, el Ayuntamiento continúa mejorando el tiempo que tarda en abonar las facturas. Los proveedores del Ayuntamiento de Murcia cobran por sus servicios o productos una media de 13,20 días después de haberlos facturado, según se desprende del último informe emitido, correspondiente a febrero. "Somos más solventes y hemos mejorado en liquidez, razón por la cual no hay motivo para demorar el abono de las facturas", ha señalado Martínez-Oliva.

PROGRAMACIÓN PRESUPUESTARIA

Además de las reglas fiscales, la Comisión de Pleno de Infraestructuras, Hacienda y Asuntos Generales ha dado cuenta del Plan Presupuestario a medio plazo 2018-2020, que sirve de marco para la elaboración de los presupuestos anuales y para garantizar una programación presupuestaria coherente con los objetivos de estabilidad presupuestaria, regla de gasto y deuda pública.

El plan plasma fundamentalmente las proyecciones de las principales partidas de ingresos y gastos, teniendo en cuenta tanto su evolución tendencial como el impacto de las medidas previstas, incluyendo además los principales supuestos en los que se basan dichas proyecciones.

Sobre esta base, en 2018 el Ayuntamiento prevé obtener unos ingresos de 418 millones de euros en 2018; de 422 millones en 2019 y de 417 millones en 2020, siempre superiores a la previsión de gastos. El crecimiento del gasto corriente para esos ejercicios se sitúa en el 1,7, 0,74 y 0,48 por ciento, por lo que no se superan los límites establecidos por el Gobierno para este período.

Consulta aquí más noticias de Murcia.