Microsoft, a juicio porque la actualización de Windows 10 "eliminó datos y dañó PCs"

  • Tres personas han demandado a la compañía alegando que la actualización de Windows 10 les hizo perder datos y dañó sus ordenadores.
  • Sus abogados quieren convertir la querella en demanda colectiva.
  • Microsoft asegura que la demanda no tiene fundamento.
Una pantalla de un ordenador con Windows 10.
Una pantalla de un ordenador con Windows 10.
Microsoft

Tres personas han denunciado a Microsoft alegando que la actualización de Windows 10 destruyó muchos de sus datos y dañó sus ordenadores personales. La compañía "falló a la hora de ejercer un cuidado razonable en el diseño, la formulación y la fabricación de la actualización de Windows 10 y la colocación en el flujo de comercio", reza la queja presentada en el Tribunal de Distrito de Chicago.

Los querellantes sostienen que el software es defectuoso y que el fabricante no aclaró los posibles riesgos de instalarlo. "Como resultado de su falta de diligencia razonable, [la empresa] distribuyó un sistema operativo que era susceptible de causar pérdida de datos o daños  hardware", dice la queja.

Los abogados que representan a los tres denunciantes alegan que cientos de miles de personas se han visto afectadas por problemas con la actualización. Ahora tratarán de que el caso sea certificado como una demanda colectiva, que incluya a todos los estadounidenses que realizaron la actualización del software desde Windows 7 y sufrieron daños o pérdida de datos en un plazo de 30 días.

La queja también pone de relieve los problemas con el proceso de actualización, alegando que "a menudo se instala sin ninguna acción tomada por el consumidor".

Sin embargo, Microsoft ha desestimado las reclamaciones como improcedente. "El programa de actualización gratuita de Windows 10 fue una opción diseñada para ayudar a las personas a aprovechar la mayor seguridad y utilidad de las ventanas", dijo un portavoz de Microsoft en un correo electrónico a The Register.

"Los clientes tenían la opción de no actualizar a Windows 10. Si un cliente que actualizó durante el programa de un año necesitó ayuda con el proceso de actualización, contaba de numerosas posibilidades incluyendo soporte al cliente gratuito y 31 días para volver a su antiguo sistema operativo. Creemos que las demandas de los demandantes carecen de fundamento", asegura la compañía.

En junio de 2016, Microsoft compensó con 10.000 dólares a una mujer de California después de que su ordenador iniciase una actualización no autorizada a Windows 10 que además resultó fallida y dejó el ordenador inutilizable.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento