Las incineraciones siguen aumentando

Dos mujeres rezando frente a una tumba en el cementerio de Bilbao, en Derio. (G. ARTAZA).
Dos mujeres rezando frente a una tumba en el cementerio de Bilbao, en Derio. (G. ARTAZA).
G. ARTAZA

El número de personas que optan por la incineración para dar reposo a sus restos mortales es cada vez mayor en todas las provincias.

En concreto,  Sevilla, Málaga, Huelva y Zaragoza ya superan al entierro tradicional. La creciente demanda se debe al "menor coste y a los nuevos tiempos" marcados por diferentes costumbres "ante la vida y la muerte", según indicó el responsable de Funespaña , Jesús Pozo.

Málaga y Sevilla cuentan con el mayor porcentaje de incineraciones de toda España, ya que la media del país está en el 25%, mientras que en Málaga el 67% y en Sevilla el 64% elige un horno crematorio en vez del tradicional ataúd.

Por su parte, seis de cada diez sevillanos prefieren la cremación frente al enterramiento en sepultura -también un 64%-, según fuentes del cementerio de San Fernando. Con estos datos, desde que en 1986 se ofertasen las incineraciones de cadáveres, éstas han ido aumentando progresivamente hasta dejar atrás los entierros. El primer año se incineraron 14 personas y en la actualidad, pasados 19 años, se superan los 3.700 casos.

Malagueños y sevillanos no sólo lideran el ranking de incineraciones en España, sino que se sitúan también a la cabeza europea.

Donde la cremación no cuaja

Donde parece que la incineración no ha terminado de convencer son Murcia y Valladolid.

Murcia es fiel al entierro de toda la vida, sólo el 12% se decanta por esta opción frente al 40% de los valencianos, por ejemplo. En la región de Murcia, las cremaciones sólo suben un 1% cada año. En el caso de Valladolid, no sólo no cala este método, sino que en 5 años se ha visto disminuido ligeramente. En 2002 hubo 165 cremaciones frente a las 149 de este año.

Otros casos

Por otra parte, Huelva destaca por se coloca en una media casi equilibrada entre los dos tendencias, ya que la incineración se da en el 51% de los casos.

Mientras, en Córdoba la incineración ha crecido un 20% en los últimos 5 años. Cuatro de cada diez ceremonias son cremaciones. En Granada las cremaciones ya casi se igualan a los entierros, aquí han aumentado un 40% en los últimos 4 años.

En cuanto a los vizcaínos, la mitad elige esta opción. Entre el 50 y el 60% prefiere la incineración, que se ha estabilizado tras subir un 20% entre 1989 y 2006.

El caso madrileño

Cuatro de cada diez familias de la región madrileña prefieren incinerar a sus seres queridos en vez de enterrarlos. El año pasado, de los 38.000 servicios funerarios que hubo, el 40% fueron cremaciones, mientras que en 2005 éstas representaron el 32%.

No obstante, hay dos tendencias distintas al despedir a los seres queridos. Mientras que en Madrid capital se sigue prefiriendo el enterramiento, en el resto de la región se ha pasado de un 32% a un 60% de incineraciones en un año.

Este incremento se debe, según Gabino Abánades, director de servicios de cementerios de la Empresa Mixta de Servicios Funerarios de Madrid , a que "aquí hay muchos hornos y mucha gente de Segovia o Ávila viene a la región porque les pilla más cerca".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento