Denuncia que un bull terrier mató a su cachorro, y que el Ayuntamiento pasa de él

  • Su perrito Yorkshire murió, a pesar de gastarse más de 2.500 euros en veterinarios.
  • El Ayuntamiento de Orihuela desoye sus quejas.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ALICANTE
Una imagen de Dama, antes de que la atacara un enorme perro en La Zenia
Una imagen de Dama, antes de que la atacara un enorme perro en La Zenia
20 minutos

David Juan, un policía madrileño, decidió pasar unas vacaciones con su familia en La Zenia (Orihuela playa), pero no sabía que serían unas de las peores de su vida. Una tarde su suegra salió a pasear a su perrita Dama, un cachorro de Yorkshire Terrier. En una calle común de la urbanización, se encontraron con un Bull Terrier que andaba suelto, y atacó directamente a la cría, que estaba sujeto por su correa.

El ataque duró unos segundos, gracias a que un vecino «se lió a patadas» con el can, asegura David. Finalmente, lograron separarlos, aunque el cachorro quedó muy mal herido y su suegra con arañazos y contusiones.

David llevó a su perrita a una clínica en Alicante y, 12 días después falleció, tras haberle amputado una pata y después de haberle realizado varias trasfusiones de sangre. Todas estas atenciones infructuosas le costaron más de 2.500 euros.

Denunció este ataque al Ayuntamiento de Orihuela, pero no hicieron caso y no tomaron ninguna medida. Él les facilitó los datos del dueño del Bull Terrier, hizo varios escritos, pero el Ayuntamiento argumenta que no puede «hacer nada» sin la dirección del atacante, que aseguran no conocer. Tambien dicen que desconocen el número de David, a pesar de que ya le han llamado varias veces.

Había atacado a perros y niños

Al parecer, según aseguraron a David los vecinos de su urbanización en La Zenia, no es la primera vez que este can muerde y ataca a otros de su raza, e incluso a algunos niños. Al parecer, el Bull Terrier (considerado un perro peligroso) estaba entrenado para cazar gatos y ya había atacado otras veces. En la vecindad ya le habían pedido al dueño que atara a su mascota o que le pusiera un bozal, a lo que él respondió que atasen «a sus hijos», pues él no estaba dispuesto a hacer lo propio con su perro.

Comunidad Valenciana

Mostrar comentarios

Códigos Descuento