Gerard Ardanuy, Demòcrates
En la imagen el concejal en Barcelona, Gerard Ardanuy, Demòcrates. EUROPA PRESS

La consulta interna de Demòcrates de Cataluña ha decidido que su concejal en Barcelona, Gerard Ardanuy, rompa con el PDeCAT y Unió -con los que conformaba el grupo Demòcrata- y sea edil no adscrito, hasta celebrar unas elecciones primarias que elijan al candidato del partido para las futuras municipales.

En rueda de prensa este viernes, Ardanuy ha dicho que han votado el 45,4% de los 571 miembros inscritos en la ciudad: el 'sí' a salir del grupo ha obtenido el 92,66% de votos, frente al 7,34% que ha obtenido el 'no' a la pregunta planteada por la dirección.El 'sí' al salir del grupo ha obtenido el 92,66% de votos

"Es una consecuencia lógica de un proyecto político que nació de la explosión de CiU", y ha añadido que ya han comunicado la decisión al PDeCAT y Unió.

Trias pide a Ardanuy  su acta de concejal porque se presentó por CiU

El presidente del grupo Demòcrata de Barcelona, Xavier Trias (PDeCAT), ha pedido a su edil Gerard Ardanuy (Demòcrates) que devuelva su acta de concejal, alegando que lo es porque se presentó en las listas de CiU.

"Entiendo que quieran impulsar un proyecto político diferente. ¿Quieren marcharse? Pues que marchen, pero con todas las consecuencias", ha dicho en rueda de prensa justo después de que Ardanuy haya anunciado su voluntad de abandonar el grupo tras una consulta interna del partido Demòcrates.

Trias ha resaltado que, si Demòcrates quiere impulsar un nuevo partido desde la democracia, "debe quedar muy claro que lo lógico es irse a casa y hacer la alternativa que se quiera", y ha asegurado que él le ha transmitido todas sus reflexiones para que Ardanuy no dejara el grupo --que en enero cambió su nombre de CiU por Demòcrata, lo que recibió críticas de Demòcrates y motivó la consulta--.

La consulta empezó el martes

Demòcrates de Catalunya -la escisión independentista de Unió nacida en 2015- consultó el martes a su militancia si debía separarse del PDeCAT en el Ayuntamiento de Barcelona e "iniciar su proyecto propio". No es la primera muestra de malestar en este sector de la antigua Convergència i Unió, que este febrero ya expresó su incomodidad por el nuevo nombre del grupo municipal. Entonces amenazó con convertir a su representante en el único concejal no adscrito del pleno barcelonés, un movimiento que podría precipitarse con la consulta planteada ahora.

Desde el pasado martes hasta este viernes, los 571 afiliados a Demòcrates en Barcelona tenían la opción a pronunciarse sobre el futuro de la formación en el consistorio barcelonés y responder a la pregunta: "¿Estás de acuerdo con que Demòcrates de Barcelona inicie su proyecto propio en el consistorio de la ciudad convocando dentro de unos meses unas primarias abiertas a la ciudadanía para escoger una candidatura que permita construir un liderazgo de ciudad alternativo al actual?".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.