Kate Winslet
Kate Winslet, en una gala en Nueva York. GTRES

La actriz Kate Winslet dedicó el pasado miércoles unas horas de su ajetreada agenda para pararse a charlar con miles de niños en el Wembley Arena de Londres, según informó el diario Telegraph.

En el acto, la ganadora de un Oscar reveló que sus compañeros de colegio la insultaban llamándola "gorda". "Los acosadores me encerraban en el armario, se reían de mí, incluso me dijeron que tendría suerte como actriz si cogía papeles de chicas gordas", contó.

Pero la intérprete británica decidió no encerrarse "en mi sueño. Me defendí. Ignoré los comentarios negativos y me forcé a creer en mí misma. Lo superé todo, pero tuve que trabajar muy duro", confiesa.

Cuando se convirtió en Rose en la película Titanic, Winslet sintió "que podía hacer cualquier cosa. Todo es posible si superas tus miedos". Para termina, acabó diciendo a los jóvenes estudiantes que tienen que ser "indestructibles para hacer lo que amas, es la parte más difícil. Pero vosotros valéis la pena, que nadie os diga lo contrario".