Así, todos los miembros de la institución insular han salido este jueves a las 12.00 horas a las puertas del edificio de la calle Palau Reial, así como de otros edificios del Consell, para mostrar el rechazo unánime a la violencia en todo el mundo con un minuto de silencio.