Este alto número de delitos y en tan corto periodo de tiempo provocó que se generara una gran alarma social entre los vecinos, quienes llegaron incluso a denunciar su malestar ante las cámaras de televisión, según informa en una nota el Instituto Armado, el cual precisa que los ahora detenidos "comenzaron sus fechorías" el pasado 29 de enero, pocos días después de que el hombre saliera de la cárcel.

Ese día presuntamente robaron un televisor, electrodomésticos y herramientas del interior de una vivienda a la que habían accedido tras escalar a una ventana.

Posteriormente, a lo largo de todo el mes de febrero robaron en cinco viviendas más de Huétor Tájar a las que también accedieron escalando; en el interior de once vehículos a los que les forzaron la cerradura de una de las puertas, en tres establecimientos comerciales, donde actuaron al descuido y sustrajeron, también al descuido, dos bicicletas en las calles del municipio.

Las pesquisas de los agentes determinaron que las personas ahora detenidas podían ser las sospechosas de todos estos delitos. El hombre fue detenido el pasado 6 de marzo después de que una patrulla de Huétor Tájar lo identificara y descubriera que llevaba encima la documentación de un vehículo que había sido violentado esa misma mañana.

La mujer fue arrestada ayer. En el momento de la detención la Guardia Civil descubrió que transportaba consigo un hornillo eléctrico que había sido robado en una autocaravana el pasado 25 de febrero. Tras ser puesto a disposición judicial, el hombre detenido ha ingresado en prisión.

Consulta aquí más noticias de Granada.