Paco Roca con las medusas del Oceanogràfic
Paco Roca con las medusas del Oceanogràfic OCEANOGRÀFIC

La muestra, que abrirá al público el 6 de abril, forma parte del proyecto impulsado por la gestora del museo, Avanqua, que ha dedicado la campaña de 2017 a este animal marino. El dibujante valenciano ha firmado y dedicado el mural envolvente que acompaña todo el pasillo de acceso al acuario de peces tropicales, y que ha sido diseñado en exclusiva para acompañar la exposición de medusas, que es la más grande de Europa. La obra está realizada con impresión digital y cuenta también con unas luces retroiluminadas.

Roca accedió a realizar el dibujo porque afirma que la medusa "está presente durante toda la historia de la humanidad", y así lo ha hecho constar en su obra, que es un recorrido a través de las diferentes épocas históricas y el lugar que ha ocupado esta criatura en su convivencia con el ser humano. También es una crítica hacia la contaminación del mar y el maltrato al medioambiente puesto que, según el artista, "siempre hemos sido un poco guarros".

El primer panel muestra la Grecia Clásica en "las primeras representaciones de la medusa" que aparece encarnada como el monstruo femenino de la mitología Griega. El segundo panel está basado en la Roma Clásica, donde pueden verse mosaicos y termas que simbolizan la relación "entre el hombre y el mar" durante este periodo.

A continuación, el dibujo pasa a mostrar la Edad Media, una época "pre-científica" en la que "se representaba lo desconocido a partir de testimonios o creencias populares". De este modo, puede verse el dibujo de una bestia que representaría a la medusa y la reacción de los habitantes que pasan por la plaza.

EL MAR, ECOSISTEMA PARA EL PLÁSTICO

Asimismo, otro panel muestra a unos monjes en un convento que intentan reproducir la naturaleza de "manera realista", esto hace alusión al espacio que ocuparon los conventos como centros de conocimiento durante algunos siglos de la historia.

Antes de llegar al siglo XX, Roca se ha detenido en el periodo de Darwin y los científicos que intentan "representar la naturaleza y acceder al interior del mar". Para representar el siglo XX, Roca ha jugado con la figura de un buzo que acaba de descubrir la fotografía acuática.

En este sentido, los dos últimos paneles reflejan el presente y el futuro de esta especie marina. En el presente " el plástico empieza a ser un problema", "las tortugas confunden a las medusas con bolsas de plástico" y el mar se muestra contaminado.

En el futuro ficticio de Roca, "no queda vida en el mar, pues éste se ha convertido en un ecosistema para el plástico" y los personajes del mural habitan "una sociedad que únicamente puede tener representación del mundo acuático a través de carteles y pantallas".

Consulta aquí más noticias de Valencia.