La Corporación municipal de Humilladero, gobernada por socialistas y 'populares', está compuesta por once ediles, cuatro del PSOE, cinco de Izquierda Unida y dos del PP. No obstante, el pasado 13 de marzo, el PP

estudió romper este acuerdo debido "al estancamiento que sufre el municipio por la actitud autoritaria de la alcaldesa".

Así, según han transmitido en un comunicado conjunto, ambas formaciones han decidido acordar una serie de propuestas de actuación para mantener e impulsar el Gobierno de coalición hasta las próximas elecciones municipales, reforzar la coordinación de los integrantes del Ejecutivo local y dotar de mayor autonomía en sus delegaciones a los concejales del Partido Popular.

De este modo, ambos representantes políticos han detallado que la alcaldesa nombrará por decreto a los integrantes 'populares' como ediles delegados de sus respectivas concejalías, de forma que serán "totalmente autónomos y plenamente responsables de los asuntos que gestionen".

La regidora y el teniente de alcalde cuentan con el apoyo del resto del equipo de gobierno, han asegurado, a través de una comisión de seguimiento del Pacto. De esta forma, han anunciado que el Gobierno local "se mantiene, se refuerza y ha decidido seguir trabajando hasta el final del mandato, anteponiendo la estabilidad política y el interés general del municipio a las puntuales discrepancias que se puedan tener en el trabajo diario".

Consulta aquí más noticias de Málaga.