En este sentido, solicitan, a todas las partes, "continuar con el trabajo constante y tranquilo para llevar a buen fin esta nueva oportunidad de mejorar la asistencia sanitaria a la población granadina".

"No es necesario recordar", dicen, que "el Sindicato Médico desde el inicio del llamado proceso de fusión hospitalaria se ha opuesto a ella en todos los ámbitos y hasta sus últimos coletazos". "Hemos mantenido una línea firme y coherente con el mandato de los tres referendums realizados a los profesionales y las movilizaciones ciudadanas viviedas".

Estas situaciones, explican, han provocado que, en no pocas ocasiones, "hayamos sufrido ataques y descalificaciones desde diferentes frentes sin que por ello recirriénsemos a la defensa fácil a base de insultos y contraataques". "Hemos respondido sistemáticamente con razones y presencia constante en los foros de trabajo, en donde siempre hemos estado presentes".

Así, quieren mostrar su "absoluto rechazo a cualquier manifestación en tono descalificante o insultante hacia cualquier profesional sanitario que pueda hacerse por cualquier persona o medio".

De esta forma, recuerdan que "el primer insulto que se produjo fue el que la Adminsitración sanitaria andaluza lanó a Granada con la imposición de un modelo, nunca negociado, que ha desembocado en la mayor crisis de la asistencia sanitaria de la provincia".

El Sindicato Médico de Granada quiere responder con trabajo, firmeza, coherencia y, sin enfrentamiento entre profesionales, a fin de defender "ideas razonadamente dentro de los foros adecuados para seguir ofreciendo una asistencia sanitaria excelente a Granada".

Consulta aquí más noticias de Granada.