Conflicto de la estiba
Reunión entre representantes de la patronal y de los sindicatos de los estibadores. Santi Donaire / EFE

La reunión entre sindicatos de estibadores y la patronal Anesco de este jueves se rompió apenas una hora y media después de su inicio, al presentar la representación de las empresas una propuesta que "choca frontalmente" con el objetivo del mantenimiento del empleo e "imposibilita el acuerdo".

Así lo indicó al término de la reunón el dirigente de la Coordinadora de Trabajadores del Mar (Cetm), Antolín Goya, quien indicó que las compañías habían planteado "cambiar prácticamente todo el convenio colectivo del sector".

Para Goya, "el Gobierno, al asegurar que no se puede garantizar por ley la subrogación de los trabajadores, ha dado una oportunidad de oro a las empresas", que dicen que "sólo si los sindicatos cumplen lo que proponen plantearán si subrogan o no a los estibadores".

Si los trabajadores están dispuestos a cambiar prácticamente todo el convenio colectivo y a aceptar una rebaja salarial del 30%, la patronal "dará a sus empresarios la opción de poder decidir" si los contrata o no, ha explicado el coordinador general de Cetm.

Goya afirma que se ha puesto de manifiesto que no sólo no hay una garantía de mantenimiento del empleo, sino que además la propia posición del Ministerio de Fomento "está avalando que la parte empresarial no tenga ninguna disposición para alcanzar un acuerdo".

De esta forma concluyó la nueva reunión para tratar de alcanzar un acuerdo en el plano laboral que permita al Gobierno desbloquear la aprobación del cambio legal del sector de la estiba con el fin de cumplir con la UE y evitar una sanción. El próximo encuentro está previsto para la próxima semana.