Sede de Telefónica
Sede de Telefónica. EUROPA PRESS

El presidente de Telefónica España, Luis Miguel Gilpérez, ha asegurado este miércoles que su compañía no tiene "interés" en el mercado de la publicidad televisiva y que, incluso, valora abandonarlo.

"No pretendo ser un player que compita" con los grandes grupos de televisión del mercado español "en la tarta publicitaria", ha dicho Gilpérez en un curso de Economía organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE).

Ha subrayado que no tiene ningún objetivo en el mercado publicitario y que no busca una nueva vía de ingresos. El objetivo es que los clientes de su plataforma de televisión estén satisfechos, por lo que no ve sentido a incrementar la publicidad si lo que se consigue con ello es enfadar a los clientes.

Mirada al mercado internacional

Aunque ha recalcado que tampoco es su objetivo, sí se plantean intentar vender producción propia en el mercado internacional. "Veamos si hay apetito en el mercado internacional, en el mercado Telefónica (países donde está presente la multinacional) sí que seremos más activos. Fuera del mercado Telefónica, tampoco descarto nada. Me interesa desarrollar el mercado español. Que aquí se cree una nueva industria, que sea hub de contenidos de habla hispana a nivel mundial", ha añadido.

Ha recordado que la penetración de la televisión de pago en España está a la mitad de otros países con 5,5 millones de clientes frente a 13-14 millones en otros países.

"Es un campo extensísimo en incremento de penetración", que implica trabajar en diferentes frentes, por un lado dar mejores contenidos y por otro luchar contra la piratería. En ese sentido, ha asegurado que Telefónica va a lanzar una serie cada mes en España.