Burger King
Un restaurante de Burger King. ARCHIVO

La cadena estadounidense de restaurantes de comida rápida Burger King ha anunciado, a través de un comunicado, que tiene previsto dejar de comprar polllos procedentes de granjas donde estos animales son criados en condiciones de maltrato, según informó este martes la CNN.

En concreto, la empresa indicó que, para el año 2024, comprará solo pollos criados de acuerdo con los estándares establecidos por el grupo en defensa de los derechos de los animales Global Animal Partnership (GAP). Burger King indicó que la medida "aliviará el sufrimiento de millones de pollos".

"Los pollos criados para el consumo de su carne, también conocidos como broilers, se encuentran entre los animales que más abusos sufren del planeta", indica GAP. "Son alimentados para engordar de un modo tan antinatural, que frecuentemente tienen lesiones debido a su propio peso. Muchos sufren dolores constantes en las patas, tan fuertes, que ni siquiera pueden permanecer de pie, por lo que que pasan todo el tiempo sentados sobre sus propios excrementos", añade.

Según señala GAP en su página web, las granjas que cuentan con su certificado de calidad deben proporcionar a las aves acceso a la luz del día, y mantener los corrales en óptimas condiciones de limpieza. Además, los pollos deben ser sacrificados inconscientes, para minimizar el dolor.

Según añade la información de la CNN, la iniciativa adoptada por Burger King sigue a otras similares anunciadas por empresas como Chipotle, Red Robi, Quiznos, Panera Bread y  Starbucks.

Según datos de 2003, en Estados Unidos se sacrificaron 42.000 millones de pollos broiler, el 80% de los cuales pertenecían a cuatro compañías (Aviagen, Cobb-Vantress, Hubbard Farms, Hybro).