Bruno Le Roux
El ministro del Interior de Francia, Bruno Le Roux. GTRES

La Fiscalía nacional financiera de Francia ha anunciado que investigará de forma preliminar los contratos como asistentes parlamentarias de las hijas del ministro del Interior, Bruno Le Roux, revelados el lunes por la cadena de televisión TMC. La oficina que llevará la investigación es la misma que se encargó de las pesquisas del caso Fillon.

Según la información, el ministro contrató a sus dos hijas cuando estaban en el instituto (tenían 15 y 16 años) y hasta el año pasado, cuando ya habían comenzado su formación universitaria. Él lo ha reconocido, pero lo ha justificado diciendo que eran meros empleos a estudiantes durante periodos vacacionales. Desde 2009, una acumuló 14 contratos y la otra, 10.

Los contratos, que duraban apenas unos días, fueron remunerados con entre 850 y 3.500 euros al mes, por un total de unos 55.000 euros. Aunque en sí misma esa práctica no es ilegal, la televisión señaló que hay dudas sobre algunos de los contratos, ya que fueron suscritos en periodos en los que las hijas de Le Roux estaban efectuando otras actividades, como viajes becados en el extranjero.

En particular, uno de los periodos en los que una de las hijas trabajó en 2013 para su padre estaba haciendo un trabajo becado en Bélgica. Otro contrato, que data de 2015, cubría fechas en la que la hija tenía clases en París. Le Roux aseguró que muchos de esas labores podían hacerse a distancia

La continuidad de Le Roux en el Ejecutivo ha quedado en entredicho, sobre todo después de que el primer ministro, Bernard Cazeneuve, haya exigido "ejemplaridad y rigor" a todos los cargos públicos. El ministro del Interior, que apenas cumple cuatro meses en el cargo, ha anulado toda su agenda y está previsto que en las próximas horas se entreviste con el jefe del Gobierno.