La procesada, Carmen M.C., ejerció la representación de la víctima en el Juzgado de Primera Instancia número 2 de Granada desde finales de 2010 hasta finales de 2013, según consta en el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press.

"Con ánimo de obtener un enriquecimiento ilícito", no entregó a su cliente las cantidades que el Juzgado transfería a su cuenta como consecuencia de un embargo efectuado en el marco de este procedimiento judicial.

Se trató de cantidades que oscilaban entre los 328 y los 692 euros mensuales, apoderándose en total la acusada de 13.828 euros, hechos que la Fiscalía considera constitutivos de un delito de apropiación indebida.

Consulta aquí más noticias de Granada.