De este modo, las ayudas para la conservación, consolidación, rehabilitación o restauración de bienes muebles e inmuebles han pasado de los 320.000 euros del pasado año a los 570.000 euros de este ejercicio, lo que supone un incremento del 78,12%, ha informado la entidad foral.

Las subvenciones destinadas a excavaciones e investigación arqueológica en Gipuzkoa han pasado de 101.500 a 198.000 euros, lo que supone un incremento del 95,07% y por último las ayudas para la restauración de los documentos han pasado de 15.000 a 36.000 lo que supone un incremento del 140%.

Con este incremento se pretende "atender mejor y más cumplidamente las necesidades del Territorio, ya que se venía arrastrando una situación de precariedad que estaba afectando gravemente a la gestión".

"En los últimos cinco años se ha asistido a una considerable disminución de las cantidades destinadas a la conservación del patrimonio y a la excavación con unas consecuencias muy negativas, tanto para la conservación del mismo como para la pervivencia del tejido empresarial que había surgido en torno a la restauración y de los diversos agentes implicados en estos procesos", ha incidido.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.