ETA
Pintada a favor de ETA en una pared de la iglesia de Arbizu. EP / Delegación del Gobierno

El ministro francés del Interior, Bruno Le Roux, aseguró este sábado que no negociará con la banda terrorista ETA la entrega de armas y señaló que "sólo la autoridad judicial está habilitada" para hacerse con el arsenal.

"La única solución para un desarme respetuoso con la ley es señalar la localización de esas armas a las autoridades", indicó Le Roux en respuesta al anuncio de que ETA puede informar sobre el emplazamiento de sus zulos el próximo 8 de abril.

"Si ETA quiere proceder a su disolución y someterse a la ley, le corresponde entregar todas sus armas a ambos lados de la frontera", señaló. El ministro respondió así al dirigente del movimiento ecologista y social Bizi! Jean-Noël Etcheverry, 'Txetx', que pidió a las autoridades de Francia y España negociar la entrega de las armas, la mayor parte de ellas escondidas en territorio francés.

Le Roux aseguró que "esas armas están en manos de una organización terrorista, muchos de cuyos miembros están perseguidos o buscados por la justicia en el marco de procesos criminales en Francia o en España". "Esas armas y explosivos", prosiguió el ministro, "constituyen elementos de prueba en investigaciones en curso".

El responsable francés de Interior avisó a quienes intenten intermediar en el desarme de que "toda manipulación de esas pruebas puede entorpecer la acción de la justicia y el esclarecimiento de la verdad".

ETA exige negociar "condiciones técnicas"

Uno de los intermediarios vascofranceses implicados en el desarme de ETA, Michel Berhocohirigoin, ha emplazado este sábado al Gobierno francés a que acceda a negociar las "condiciones técnicas" del proceso de entrega de armas, que en cualquier caso, ha enfatizado, culminará el próximo 8 de abril.

"El próximo 9 de abril ETA ya no será una organización armada", ha proclamado Berhocohirigoin en el transcurso de una mesa redonda sobre el desarme celebrada este sábado en la localidad vascofrancesa de Biarritz.

Más allá de insistir en que el proceso de desarme anunciado este viernes por su compañero en la labor de intermediación con ETA Jean Noel Etcheverry será "masivo, plural y compartido", el expresidente de la Cámara Agraria del País Vasco francés no ha ofrecido en su ponencia ningún otro detalle sobre la iniciativa.

El próximo 9 de abril ETA ya no será una organización armadaHa insistido en que en este nuevo diseño participarán de forma "masiva" ciudadanos, cargos electos y también los miembros de la Comisión Internacional de Verificación.

Su intervención había despertado una gran expectación, motivo por el que han acudido a Biarritz numerosos dirigentes de la izquierda abertzale, con el secretario general de Sortu, Arnaldo Otegi, a la cabeza, acompañado por el histórico militante Rufi Etxeberria, la parlamentaria navarra Bakartxo Ruiz y el líder de las Gestoras Pro Amnistía Juan María Olano, entre otros.

Rajoy y el Gobierno piden a Francia no negociar

El presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, ha trasladado a ETA que su Ejecutivo "aplicará la ley" y que ésa es su "posición última" porque es "justa y democrática" y la "más eficaz" para la disolución de ETA.

Rajoy ha realizado estas manifestaciones en Vitoria, donde ha asistido al XV Congreso del PP del País Vasco y se ha referido al anuncio de que ETA se desarmará el próximo 8 de abril.

Rajoy ha hecho mención en su discurso al "enésimo" anuncio de ETA, en el que se comunica su desarme y ha indicado que "le parece bien". "Que lo haga y que lo haga ya y de paso que se disuelva y que pongan fin a esto de una vez", ha añadido.

El presidente del Gobierno central ha indicado que ETA sabe "lo que tiene que saber" y es que "no habrá nada a cambio de nada porque nada puede haber".
En este sentido, ha manifestado que el Ejecutivo central "aplicará la ley" como, según ha apuntado, han venido haciendo "desde siempre" y se ha mostrado convencido de que también lo hará el Gobierno francés.

"Esa es la posición del Gobierno, esa es la posición del PP, esa es la posición de siempre y esa es la posición última", ha indicado Rajoy que ha señalado que esta postura es la "justa y democrática" y la que "preserva la dignidad de las víctimas del terrorismo", además de ser la "más eficaz" para la disolución de ETA.