Terrazas en Barcelona.
Terrazas en Barcelona. EUROPA PRESS

El juez del Juzgado Contencioso-Administrativo número 10 de Barcelona ha anulado el acuerdo de la Comisión de Gobierno del Ayuntamiento del 28 de enero de 2016 que aprobó la ordenación singular de terrazas de las calles Blai y Blesa del barrio del Poble Sec, y le hace pagar 2.000 euros de las costas del procedimiento.

En una sentencia recogida, el juez ha estimado el recurso presentado por la Associació de Bars i Restaurants carrers Blai i Blesa, que ha celebrado el fallo: "La sentencia cierra la puerta a la fragmentación del horario de funcionamiento de las terrazas y confirma, por lo tanto, el horario único en toda la ciudad", ha informado el Gremi de Restauració de Barcelona en un comunicado.

La decisión del juez permitirá restablecer el horario original de las terrazas: de domingo a jueves de 8 a 00 horas, y viernes y vigilias de festivo, hasta la 1 de la madrugada del día siguiente

La ordenación singular determina un horario específico de funcionamiento de las terrazas de la zona afectada con carácter de excepcionalidad, que implica una reducción de una hora diaria, en la franja de las 23 a las 00 horas, salvo los viernes y vigilias de festivo, que sería hasta medianoche, aunque el Manuel Operativo de la Ordenanza de Terrazas establece un horario general de apertura.

Según la resolución, el Manual también indica que, en caso de petición de reducción de horario, éste no se puede hacer por ámbito, y que se deberá solicitar la reducción horaria local por local con los documentos justificativos que demuestren la necesidad de la reducción.

El juez defiende que la existencia de quejas de vecinos "no puede permitir la actuación de carácter general e indiscriminada", ya que el Manual prohíbe una reducción de horario de forma generalizada, y ha dicho que la ordenación singular lleva a los comerciantes a una situación equivalente a la que correspondería por la comisión de una infracción de carácter grave.

El Gremio ha destacado que la decisión del juez permitirá restablecer el horario original de las terrazas de las dos calles: de domingo a jueves de 8 a 00 horas, y viernes y vigilias de festivo, hasta la 1 de la madrugada del día siguiente.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.