Según ha informado una portavoz de estos estudiantes, se ha trasladado al Rectorado este documento si bien aún no ha sido firmado por las partes que han introducido cambios para abordar cuestiones entre las que se encuentra la de dotar a las facultades de "baños multigénero", ante la que dicen estar encontrando "mucha resistencia" cuando afecta a un colectivo que sufre una "discriminación constante".

Un portavoz oficial de la Universidad de Granada ha informado, por su parte, que el equipo de gobierno trabaja para llegar a un acuerdo que "depende de ellos más que de nosotros" si bien espera que los alumnos "se atengan a la lógica".

Algunas de las peticiones planteadas por los estudiantes han pasado por la ampliación de horario de la biblioteca, un referéndum con un sistema de votos vinculantes para el calendario académico, facilidades para la prueba de acreditación B1 de inglés, y el refuerzo del protocolo contra el acoso de la UGR.

La institución académica recordó, al inicio de las conversaciones, que este protocolo es "pionero a nivel nacional", y "también se han incrementado considerablemente las plazas de estudio nocturno y éstas están mejor distribuidas de acuerdo con el nuevo mapa de campus".

Por otra parte, desde la UGR aclaraban que "en este momento se está desarrollando uno de los procesos de debate más participativos que se recuerdan en los últimos años en relación con el cambio de calendario", y que "el examen del B1 es gratuito desde el pasado año y existen becas de la propia UGR y de la Junta de Andalucía para la formación en el B1 que, sin embargo, no han sido totalmente cubiertas por sus posibles beneficiarios".

Consulta aquí más noticias de Granada.