Que siga la fiesta... 16 años después

  • Los norteamericanos The B-52's publicarán nuevo disco en febrero.
  • Fueron pioneros del dance-rock y uno de los máximos exponentes de la New Wave de principios de los 80.
  • "Es ruidoso, rock & roll sexy para estimular tus zonas de placer" afirma su guitarrista.
Portada del primer álbum de The B-52's
Portada del primer álbum de The B-52's

Vuelven a la carga. El grupo más divertido, colorista y extravagante de la New Wave (Nueva Ola) de principios de los 80 regresa a la actualidad musical con nuevo trabajo, tres lustros después de su última referencia, Good Stuff.

El nuevo disco de The B-52's, que llevará por título Funplex, saldrá al mercado el 26 de febrero de 2008, y contendrá once canciones llenas, según el guitarrista Keith Strickland, de "rock & roll sexy para estimular tus zonas de placer, con volumen y ritmo subido hasta el rosa fuerte".

Tras reunirse y ofrecer una gira mundial que les trajo al Festival de Benicàssim el pasado verano, los miembros de The B-52's decidieron volver a grabar nuevo material. Para la ocasión ficharon por un nuevo sello, Astralwerks (donde militan, entre otros, Air, Babyshambles o Yoko Ono), y contrataron para la producción a Steve Osbourne, responsable del Get Ready de New Order.

El jefe del nuevo sello de la banda, Glenn Mendlinger, manifestó su orgullo por el lanzamiento y adelantó que será un disco "increíblemente fresco, dinámico y quizás lo más importante, los B-52's en su quinta esencia... reconocible al instante, instantáneamente divertido".

Los favoritos de John Lennon

The B-52's supieron tender un puente entre la música de baile, el surf desenfrenado y el pop para crear uno de los sonidos más singulares de su generación. Todo ello, aderezado con un sentido de la estética y una puesta en escena que no dejaba a nadie indeferente: peinados imposibles, colores chillones y bailes deshinibidos.

El grupo, formado en 1976 en Athens, Georgia (localidad de donde también proceden REM), publicó su debut homónimo en 1979. Un disco cargado de energía positiva que cautivó a miles de seguidores, entre los que se encontraba el mismísimo John Lennon, que poco antes de morir llegó a afirmar que The B-52's era su disco favorito de todos los tiempos. Parte de la culpa la tenía el arrollador single Rock Lobster.

A día de hoy, decenas de bandas que mezclan el hedonismo dance con la energía del rock reivindican el legado de The B'52. Desde LCD Soundystem a The Rapture, pasando por propuestas como las de Scissor Sisters. Todos deben algo a la genial banda de Athens, que hoy vuelve al primer plano de la actualidad musical.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento