Así lo han asegurado desde el equipo de gobierno de Alhaurín el Grande, en un comunicado, en el que se indica que, "según plantea el juez, la sesión pudo ser terminada y no suspendida y que eso implicaría entrar en el fondo de la cuestión, sin encontrarnos en el momento procesal oportuno".

Asimismo, se indica que en el auto judicial se pone de manifiesto que la parte actora, en este caso los concejales de la oposición, "no hacen referencia a los perjuicios que le causaría la no adopción de la medida cautelar".

Por el contrario, han indicado, "considera que se podría causar una perturbación grave de los intereses generales municipales y de terceros, incluidos los intereses generales de los ciudadanos y los concretos de la actual alcaldesa y equipo de gobierno, pudiendo incluso verse vulnerado su derecho fundamental a la permanencia en el cargo, conseguido democráticamente en las urnas".

Asimismo, se recoge que "existe en marcha otro procedimiento judicial especial de protección de derechos fundamentales que estudiará el fondo del asunto y dada la intensidad del interés público en juego procede a denegar la medida cautelar solicitada".

Los integrantes del equipo de gobierno han mostrado su "satisfacción sobre la decisión judicial, ya que desde el primer momento han considerado que habían actuado bajo el paraguas de la ley y según los informes técnicos obrantes en el expediente".

"En ningún momento se intentó privar a la oposición de ningún

derecho, lo que ocurre es que las cosas son como son y no como a cada uno les gustaría que fuesen", han manifestado.

"De esta forma se cierra una de las vías jurídicas abiertas por la oposición mientras el otro procedimiento sigue abierto, aunque esperamos se resuelva igualmente de forma favorable", concluye el comunicado.

Consulta aquí más noticias de Málaga.