Declaración de la Renta.
Oficinas de la Agencia Tributaria, en una imagen de archivo. EUROPA PRESS

La Brigada Provincial de la Policía Judicial llevó a cabo una operación en el marco de una investigación de blanqueo de capitales en la que estaría presuntamente implicado este funcionario. Así, los agentes se personaron en las oficinas centrales de Hacienda en la capital para requerir diferentes efectos personales del empleado, entre ellos el ordenador y diversa documentación.

La operación policial se realizó por orden de dicho juzgado de Instrucción, que ha decretado el secreto de sumario. El funcionario está investigado por supuestamente amañar, a cambio de dinero, los resultados fiscales de varios contribuyentes a los que previamente les había requerido información complementaria.

Los primeros indicios apuntan a que este trabajador ocupaba una parte central de un entramado orientado al blanqueo de capitales en el que participaban otros profesionales ajenos a la Agencia Tributaria que, según señalaron este pasado miércoles fuentes de la investigación.

Fue la Agencia Tributaria la que alertó del presunto fraude y presentó una denuncia tras detectar que, supuestamente, el funcionario podría estar ofreciéndose para suavizar o rebajar los resultados de inspecciones fiscales a cambio de dinero. Al mismo tiempo, un particular también presentó denuncia por estos hechos.

Consulta aquí más noticias de Málaga.