Así lo ha señalado a Europa Press el delegado de Pastoral de la diócesis Sigüenza-Guadalajara, Braulio Carlés, quien ha insistido en que se trata de un servicio de la Iglesia pero "abierto a todo el mundo, no sólo a la gente creyente".

"En el mundo hay mucho sufrimiento y dolor. Tenemos de casi todo pero también nos falta de casi todo", ha insistido Carlés, que ha manifestado que "en absoluto" se trata de sustituir al psicólogo sino "escuchar y que la persona vaya buscando su camino".

El centro será atendido por doce personas, todos ellos voluntarios. Habrá un teléfono al que llamar y cada persona recibirá la atención que precise, en función de sus necesidades.

Este espacio será inaugurado el próximo 21 de marzo por el obispo de la diócesis Sigüenza-Guadalajara, Atilano Rodríguez, y estará ubicado en

en la calle General Moscardó Guzmán número 16 de la capital guadalajareña.