De acuerdo al relato policial, agentes del Grupo de Hurtos de la Comisaría de Gijón recibieron el aviso de la encargada de una

tienda de la calle Cabrales que manifestaba que un hombre y una mujer se habían apoderado de varias prendas.

La descripción facilitada por la víctima permitió la localización de estas personas en el Paseo Begoña, las cuales contactaron con un tercer hombre e introdujeron varios efectos en un carrito de la compra.

La Policía procedió entonces a identificar a estas tres personas, al tiempo que se les incautó perfumes, ropa y zapatillas deportivas valorados en casi 500 euros, de las que no supieron explicar la procedencia, y que posteriormente se comprobó que habían sido hurtados en cuatro comercios de la zona Centro de Gijón.

Los tres detenidos, vecinos de Gijón y de nacionalidad rumana, formaban parte de un grupo especialista en la comisión de hurtos por todo el territorio nacional. Los tres tenían antecedentes por delitos contra el patrimonio y habían sido detenidos en varios puntos de la geografía nacional (Marbella, Santiago, Vigo, Fuenlabrada, Pamplona, entre otros). La mujer, además, tenía vigentes

dos averiguaciones de domicilio y paradero de Juzgados de Vigo y de la Coruña.

Consulta aquí más noticias de Asturias.