Según ha explicado el Ayuntamiento en una nota, esta convocatoria se produce tras la recepción del informe jurídico externo que había solicitado la propia Eléctrica de Cádiz a petición del gobierno local, en el que se verifica la adecuación de la prestación del bono o tarifa social gaditana a la normativa europea y al derecho de la competencia.

En este sentido, ha apuntado que el informe analiza además la situación jurídica del bono social nacional, las medidas de protección a los consumidores vulnerables incluidas en el RD Ley 7/2016, posibles formas de financiación del 'bono social gaditano' y las posibilidades de impugnación del RD Ley 7/2016.

Así, según ha señalado, el informe corrobora que, tras el RD Ley 7/2016, aprobado recientemente por el Gobierno central, las comercializadoras del mercado libre, entre las que se encuentra Eléctrica de Cádiz, seguirán sin poder ofrecer el bono social estatal, lo que "en la práctica supone que el 80 por ciento de las familias de Cádiz no podrían solicitarlo sin cambiarse de compañía".

Además, según ha apuntado el Ayuntamiento, el informe señala que el 'bono social gaditano', promovido por Eléctrica de Cádiz, "no incurre en ninguna de las conductas tipificadas como rebajas anticompetitivas, sino que constituye una expresión de la libre fijación de precios que impera en todo el mercado competitivo como es el de la comercialización eléctrica".

Por su parte, el alcalde, José María González, ha instado al presidente de Eléctrica de Cádiz a convocar dichos consejos, ya que "el informe jurídico confirma la validez legal de la propuesta del bono o tarifa social gaditana".

González ha subrayado que este informe es "contundente", en cuanto a que "el bono social gaditano es legal, está bien diseñado y su puesta en marcha sigue estando plenamente justificada". "Con esto quedan aclaradas todas las dudas de los representantes municipales del PP, por lo que no hay ningún motivo para no aprobarlo cuanto antes", ha añadido.

Finalmente, ha recordado que el bono o tarifa social gaditano pretende asegurar el acceso a la energía de las familias vulnerables de Cádiz y ser un mecanismo que ayude a evitar los cortes de luz a familias por razones económicas o de vulnerabilidad social. Dicho bono consistirá en la bonificación de una cantidad de potencia y de energía determinadas por el nivel de renta familiar y el número de habitantes de la vivienda.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.