Casa temple
Casa temple EUROPA PRESS/AYUNTAMIENTO

Así lo ha anunciado la concejala de Turismo, Rosana Rodríguez, que ha resaltado que se trata de una actividad enmarcada en las rutas de 'Patrimonio desconocido' puestas en marcha por la celebración del 30 aniversario del nombramiento de Toledo como Ciudad Patrimonio de la Humanidad, según ha informado el Ayuntamiento en una nota de prensa.

Gracias a estas rutas, cada mes se visita y se da a conocer un espacio histórico rehabilitado que normalmente está cerrado al público, siendo el último de ellos la fuente de Cristina Iglesias en el Convento de Santa Clara.

En este sentido, la concejala de Turismo ha dicho que uno de los objetivos del 30 Aniversario es precisamente "abrir espacios desconocidos para el disfrute de los toledanos y también de los turistas", y que gracias a la "magnífica labor" del Consorcio en este espacio, se puede conocer una representación de la arquitectura civil de los siglos XI y XII, "salvada después de tantos siglos de historia".

Al estar vacía en los últimos meses, con anterioridad era un restaurante, el Consorcio ha intervenido en esta planta del Palacio del Temple para llevar a cabo la restauración de los alfarjes de la planta primera que "no se habían terminado de limpiar y proteger" en la última rehabilitación de 1997.

LAS ESTRUCTURAS DE MADERA "MEJOR CONSERVADAS IN SITU DEL PAÍS"

De hecho, el propietario de este antiguo palacio islámico, declarado Bien de Interés Cultural, Amador Valdés, ha asegurado que "seguramente es la casa más antigua de Toledo mejor conservada". Así, ha destacado sus zócalos de pinturas bícromas y sus estructuras de madera, "las mejores conservadas in situ del país", en las que han aparecido policromías que

estaban ocultas tras la última restauración de un enclave que también presenta reformas mudéjares de los siglos XIII y XIV.

Por su parte, el gerente del Consorcio de Toledo, Manuel Santolaya, ha explicado que se trata de un "sitio excepcional" que tiene relación con el palacio de la Aljafería de Zaragoza y la iglesia de San Millán de Segovia, y que incluso, alguna de sus piezas, en concreto una alacena mudéjar, se encuentra en el museo británico. También ha detallado que en el siglo IXX fue casa de acogida de niños huérfanos.

La empresa encargada de hacer las obras de restauración, que han durado cuatro meses y ha contado con un presupuesto de 40.000 euros, ha sido Acero 1 y han estado dirigidas por la arquitecta María Teresa Simoes, el arquitecto técnico Juan Francisco Serrano y el restaurador Ramón Cano Picó.

LA RELACIÓN DEL PALACIO CON LA ORDEN DE LOS TEMPLARIOS

Preguntado el propietario por la relación que tiene esta casa con la Orden de los Templarios, ha dicho que "se cuentan muchas leyendas pero que no existe ninguna oficial". No obstante, sí ha recordado que en el siglo XIX, el historiador Amador de los Ríos ya denominó este espacio como Casa del Temple, al igual que Benito Pérez Galdós en su novela 'Ángel Guerra'.

Además, ha comentado que durante el IXX, tal y como apunta Amador de los Ríos en sus escritos, se conservaba además de la Casa del Temple, que ocupaba "toda la manzana", la Casa de la Parra, hoy desaparecida, que era donde se ubicaba "supuestamente la alacena del Temple", exportada a Londres tiempo después.

Consulta aquí más noticias de Toledo.