En declaraciones a los medios de comunicación este jueves, Armengol ha expresado también que "es evidente que como Govern debe respetarse una fusión de carácter privado" que ha sido impulsada por el Ejecutivo central a partir de políticas europeas.

A pesar de esto, ha deseado que la participación que tenga BMN en la fusión "pueda representar lo que fue la historia de una marca, Sa Nostra, identificada con la Comunidad autónoma de Baleares".

Por otro lado, Armengol ha dicho que no le gusta tener que haber reducido la "frecuencia" de trenes pero que esta está relacionada con "la situación de la plantilla y la dificultad de contratación pública".

Según ha dicho, su deseo es poder recuperar las frecuencias y llegar a un acuerdo con los trabajadores de SFM y, además, ha señalado que espera que con la electrificación del tren se puedan poner más frecuencias y suponga mejoras del servicio de cara al ciudadano.