La costa este de EE UU se libra de momento de lo peor del temporal de nieve

  • Tanto Washington DC como Nueva York han sufrido menores problemas de los previstos.
  • En la mayor parte del área metropolitana de Washington la acumulación de nieve ha sido de entre 2 y 7 centímetros.
  • "La madre naturaleza a veces es una dama impredecible, y de nuevo fue impredecible", afirmó Cuomo, el gobernador de Nueva York.
Un operario recoge la nieve de las calles de Washington DC.
Un operario recoge la nieve de las calles de Washington DC.
EFE
La ciudad de Nueva York y sus alrededores se enfrentan en las próximas horas a "Stella", una gran tormenta invernal que recorrerá el nordeste de EE UU y que, según las previsiones meteorológicas, dejará hasta 60 centímetros de nieve.

La capital de EE UU, Washington DC, funciona este martes a medio gas pese a que la tormenta invernal Stellaha golpeado el área menos de lo esperado y ha sido más suave que en otras ciudades del noreste, como Nueva York o Filadelfia.

En la mayor parte del área metropolitana de Washington, que incluye los suburbios de Maryland y Virginia, la acumulación de nieve ha sido de entre 2 y 7 centímetros, aunque en algunos condados más alejados de la capital ha llegado hasta los 12.

En Maryland y Virginia se ha declarado el estado de emergencia, igual que en Nueva York, Nueva Jersey y Pensilvania. La nieve comenzó a caer el lunes por la noche, acompañada de temperaturas gélidas y seguida de fuertes lluvias, una combinación peligrosa que hizo que carreteras y aceras amanecieran hoy cubiertas de hielo y nieve húmeda.

Los empleados del Gobierno entraron al trabajo tres horas más tarde, mientras que en otras instituciones y empresas se dio la posibilidad de librar o trabajar desde casa, debido al cierre de numerosas escuelas del área, las carreteras deslizantes y los retrasos en el transporte público.

En Maryland y en el norte de Virginia se han registrado 125 choques de automóviles debido al hielo y la nieve húmeda en las carreteras, aunque ninguno fue de gravedad. El temporal ha dejado sin electricidad a más de 10.000 personas en el área de Washington, la mayoría en el condado Charles de Maryland.

Las atracciones turísticas de Washington también se han visto afectadas: los museos de la Institución Smithsonian abrieron más tarde, a mediodía, mientras que el Zoo Nacional permanecerá cerrado todo el día. El metro abrió a la hora habitual, las 5 de la mañana, pero funciona con la frecuencia de un sábado, mientras que los autobuses urbanos circulan pero con servicio reducido.

Los aeropuertos que dan servicio a la capital (Reagan, Dulles y Baltimore) se han visto afectados por la cancelación de casi 8.000 vuelos en todo el país, 1.658 el lunes y 6.200 entre el martes y el miércoles.

Nueva York también se ha librado

De la misma manera, el gobernador de Nueva York, confirmó que los efectos de la tormenta han tenido un menor impacto de lo esperado, aunque se mantienen algunas restricciones.

"La madre naturaleza a veces es una dama impredecible, y de nuevo fue impredecible", afirmó Cuomo en una rueda de prensa que ofreció en la ciudad de Nueva York para dar una primera evaluación del impacto de la tormenta.

Las autoridades del estado y de la ciudad habían alertado a la población que procurara quedarse en casa este martes y evitar desplazamientos innecesarios por la peor tormenta de la temporada invernal.

Eso hizo que las calles de Manhattan y de los distritos de Queens, El Bronx y Brooklyn permanecieran hoy casi desiertas, con oficinas públicas y muchos negocios cerrados y, además, con Naciones Unidas suspendiendo todas las actividades programadas.

Cuomo dijo que las previsiones meteorológicas indicaban que el peor impacto del temporal se iba a concentrar en la ciudad de Nueva York y en Long Island, al este de Manhattan, y por eso se habían anunciado medidas especiales. Pero la tormenta se está desplazando en dirección noroeste, castigando especialmente los suburbios residenciales al norte de Nueva York y la región central del estado.

En ciudades situadas al nordeste de Nueva York, como Boston (Massachusetts) y Providence (Rhode Island) se espera que caiga más nieve a lo largo del día, hasta 30 centímetros. En Boston, además, los vientos pueden superar los 80 kilómetros por hora.

En el vecino estado de Nueva Jersey, los fuertes vientos dejaron sin luz a más de 35.000 personas y la policía estatal había confirmado al menos 138 accidentes de tránsito esta mañana.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento