El exministro de Educación, Cultura y Deporte y actual embajador de España en la OCDE, José Ignacio Wert, ha inaugurado este martes su cuadro en la sede del Ministerio, en un acto que ha estado presidido por el actual responsable de esta cartera y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, y en el que se ha vetado la presencia de periodistas, salvo los medios gráficos (fotógrafos y cámaras de vídeo).

En un encuentro breve, de ambiente íntimo y distendido, Wert ha estado acompañado por su esposa, la exsecretaria de Estado de Educación y actual directora adjunta de Educación de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), Montserrat Gomendio, que también se ha reencontrado de este modo con parte de quien fuera su equipo ministerial.

El cuadro es obra del pintor Rafael González Cidoncha y ha supuesto un coste de 20.000 euros. Este retrato se ha incorporado a la galería de pinturas que posee la sede del Ministerio en la Calle Alcalá de Madrid y que está conformada por aquellos dirigentes que ostentaron esta reponsabilidad. Precisamente, el exministro Wert presentó el 12 de diciembre de 2013 el cuadro de su antecesor en el cargo, Ángel Gabilondo.

"Wert no quiere a la prensa"

Por su parte, el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, ha comentado con sorna que es comprensible que Wert, el "ministro peor valorado de la democracia" no quiera ahora que la prensa sea testigo de su vuelta al ministerio para inaugurar su retrato.

El acto ha sido convocado para cobertura exclusivamente gráfica porque, según han explicado a Europa Press fuentes del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, no están prevista declaraciones públicas como, según aseguran, ocurre en multitud de actos que convocan constantemente diferentes instituciones públicas.

Sin embargo, el político socialista ha asegurado que el exministro "se tuvo que ir corriendo a una embajada en París con un sueldo millonario y un piso extraordinario", en alusión a su nombramiento como embajador ante la OCDE en la capital francesa.

"Ojalá estuviera avergonzado de lo que hizo y se arrepintiese", ha indicado, para apuntar que gracias a la pérdida de la mayoría absoluta del PP se están "derribando los efectos negativos de la legislatura de Wert".