En un comunicado, Heredia ha explicado que en los cinco años al frente de la Policía Nacional en la provincia, Pedro Garijo "ha tenido que hacer frente a los recortes de efectivos y de materiales que ha sufrido el cuerpo en toda España y que eso ha repercutido en las cifras de criminalidad que ahora ofrecen como excusa para cesarlo".

El líder socialista malagueño ha destacado que, sin embargo, "ha permitido una fluida relación entre la Policía Nacional y los demás cuerpos policiales, así como un positivo acercamiento a la ciudadanía".

Ha recordado que desde que Mariano Rajoy llegó al Gobierno, "los efectivos de la Policía Nacional en la provincia de Málaga han descendido en 316, de 3.396 en diciembre de 2011 a 3.080 en octubre de 2016, último dato que proporciona el Ministerio del Interior".

"Además, no se ha invertido en nuevas comisarías, se ha recortado el gasto en materiales y no se refuerzan de manera suficiente las plantillas para Semana Santa o verano", ha lamentado.

Consulta aquí más noticias de Málaga.