En un comunicado, el Ayuntamiento explica que este pago forma parte del acuerdo que el actual equipo de gobierno alcanzó con la demandante el día 26 de septiembre de 2016, por el que el Consistorio se comprometía a saldar la deuda negociando una quita de 33.285,48 euros sobre el importe total de la condena. Así, la cantidad final que ha abonado el Ayuntamiento ha sido de 200.000 euros fraccionados en dos pagos: uno inicial de 130.696,34 euros realizado en septiembre de 2016 y otro de 69.303,66 euros abonado en febrero.

Según el alcalde accidental, Iván Gómez, se está "demostrando con hechos nuestro compromiso con la legalidad, abonando deudas que lastran las arcas municipales y condenas a las que el anterior equipo de gobierno hizo oídos sordos, dejándolas en los cajones".

Recuerda que el 27 de julio de 2005 la Junta de Gobierno del Ayuntamiento acordó por unanimidad la adjudicación de la redacción de ambos proyectos básico y de ejecución, formalizando el 2 de septiembre de 2005 el contrato administrativo para su ejecución, por un importe total de 366.524,20 euros (más IVA).

En junio de 2006 y abril de 2007 se entregaron al Ayuntamiento sendos proyectos, de los que el equipo de gobierno "sólo abonó 169.0003,92 euros, quedando pendiente el 40 por ciento restante". La falta de pago llevó a la parte demandante a interponer una reclamación previa a la vía contencioso-administrativa el 21 de noviembre de 2010, para reclamar su pago junto a los intereses de demora generados hasta la fecha de interposición de la demanda.

En este sentido, indica que, "sin obtener respuesta alguna" por parte del anterior equipo de gobierno, la parte demandante inició la vía judicial que finalizó con la sentencia dictada el 25 de febrero de 2015 y cuyo fallo condenó al Ayuntamiento a abonar 233.285,48 euros.

"Es incomprensible que el equipo de gobierno no hiciera todo lo posible por ahorrar a las arcas municipales las costas e intereses por no abonar una sentencia judicial ineludible lo antes posible", señala Gómez, que añade que, diez años después, "no sólo hemos saldado la deuda, sino que hemos logrado ahorrar más de 33.000 euros de dinero público con disposición y diálogo, que es lo que hemos demostrado desde el principio".

Por último, incide en que el Consistorio espartinero, a fecha de 1 de julio de 2015, tenía contraída una deuda por sentencias judiciales de 8.789.093,10 euros, mientras que "en poco más de año y medio el Ayuntamiento abonó 3.449.992,74 euros, logrando reducir esta deuda judicial en un 39 por ciento". "Sólo en 2016, el equipo de gobierno tuvo que destinar una media mensual de 249.692 euros para pagar sentencias y condenas judiciales contra el anterior equipo de gobierno", agrega.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.