Josefa Beiras (IU).
Josefa Beiras (IU). EUROPA PRESS/IULV-CA

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado la apertura a información pública ordinaria del estudio de impacto ambiental y el proyecto constructivo de clausura de las balsas de fosfoyesos situados en el término municipal de Huelva que llevará a cabo la empresa Fertiberia.

Ante esto, según ha informado IU en una nota de prensa, Beiras ha indicado que el mencionado proyecto "no puede ser más cutre", así como ha indicado que "no cumple con las reivindicaciones y expectativas de la población, de las instituciones y de los colectivos sociales de Huelva".

Por ello, Izquierda Unida presentará alegaciones y adoptará más medidas para evitar que Fertiberia "se salga con la suya, llevando a cabo un proyecto de mínimos que no va a servir para restaurar las marismas al completo a su estado original, como toda Huelva quiere".

Asimismo, la formación de izquierdas va a pedir la intervención del comité de expertos del Órgano de Participación de los Fosfoyesos para que aporten argumentos jurídicos y técnicos que eviten esta "aberración".

Además, ha señalado que "el plan de Fertiberia para tapar las balsas de fosfoyesos es tan de mínimos que sólo servirá para intervenir en 720 del total de 1.200 hectáreas afectadas por los vertidos". A su juicio, "únicamente servirá para el enterramiento de los fosfoyesos, lo que de ningún modo supondrá la restauración total de la marisma, como hemos reivindicado desde Izquierda Unida durante muchos años".

Ante esto, Izquierda Unida volverá a llevar este asunto a las instituciones, elevando iniciativas para detener el proyecto de Fertiberia, tanto en el Ayuntamiento de Huelva, como en el Parlamento andaluz y en el Congreso de los Diputados. Así, este mismo martes IU ha pedido la comparecencia de la ministra de Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, en el Congreso de los Diputados; y del consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, en el Parlamento andaluz.

Además, Beiras ha destacado que el proyecto de Fertiberia carece aún del preceptivo informe de impacto ambiental y "no está nada claro que en el mismo se prevean los riesgos de inestabilidad que tienen las balsas de fosfoyesos, debidos a la morfología de los terrenos donde se asientan las balsas". Según ha remarcado, "esto lo han puesto de manifiesto los mismos expertos que estudian la situación de los fosfoyesos".

Además, Izquierda Unida ha instado a la comisión de expertos, constituida hace ya tres años, a que expongan las conclusiones de sus trabajos y se pueda empezar a plantear un proyecto de máximos con el que restaurar las marismas en su totalidad, "cueste lo que cueste y dure lo que tenga que durar". En su opinión, esta misma comisión debe trabajar "activamente para argumentar técnica y jurídicamente las alegaciones que sirvan para frenar el proyecto de Fertiberia".

"INMENSO DAÑO"

En este sentido, Beiras ha añadido que "el inmenso daño que ha sufrido Huelva y su medio ambiente no puede ser resuelto con la tomadura de pelo que supone este proyecto".

Por ello, Izquierda Unida seguirá reclamando que la restauración de las balsas de fosfoyesos se realicen con un proyecto "consensuado y de máximos" que satisfaga la larga reivindicación de recuperar la totalidad de las 1.200 hectáreas afectadas por 40 años de vertidos continuos en las marismas. Y todo, "sin olvidar otros episodios contaminantes como la llegada de las cenizas radioactivas de Acerinox".

Consulta aquí más noticias de Huelva.