En las diversas jornadas, que arrancaron en enero y han contado con más de 400 participantes, se han dado a conocer las tres líneas de ayudas del Programa, que pasan por Construcción Sostenible, Pyme Sostenible y Redes Inteligentes, dotado con 227 millones de euros de presupuesto hasta 2020.

Asimismo, se ha informado de las condiciones y herramientas para participar en el programa como entidades colaboradoras proveedoras de servicios energéticos; y cómo realizar los certificados previo y posterior a la ejecución de las actuaciones incentivadas, así como la información relativa a los proyectos que se integran en la llamada Categoría C. Además, Almería ha acogido un encuentro empresarial a nivel andaluz entre empresas ofertantes y demandantes de productos y servicios de autoconsumo.

La sesión de este martes se ha dedicado a un taller práctico de justificación de incentivos, puesto que las entidades colaboradoras se encargan de representar a las personas y entidades beneficiarias en la solicitud y tramitación de los incentivos, presentando la documentación en el tiempo y forma exigidos en las bases reguladores, subsanar los expedientes si fueran necesarios, así como justificarlos, todo ello de forma telemática mediante firma electrónica de la entidad colaboradora.

El delegado de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Miguel Ángel Tortosa, ha recordado que en la anterior convocatoria de este Programa y en las del Programa de Impulso a la Construcción Sostenible se apoyaron cerca de 11.000 proyectos en Almería con 28,6 millones de euros en incentivos para actuaciones de ahorro, eficiencia energética, energías renovables e infraestructuras.

Concretamente, dentro de las dos convocatorias de Construcción Sostenible, en 2014 y 2015, se adhirieron 785 empresas como entidades colaboradoras en la provincia de Almería y se apoyaron 2.880 actuaciones con 13,8 millones de euros en incentivos, que a su vez respaldaron 20,8 millones de euros en inversiones.

El 81 por ciento de estas actuaciones se centró en la renovación de ventanas, y el 53 por ciento de las actuaciones de instalaciones energéticamente eficientes fueron de energías renovables, sobre todo biomasa utilizada para calefacción. La gran mayoría de los proyectos, más de 2.500, se realizaron en viviendas y el resto en empresas.

Según ha recordado Tortosa, con esta iniciativa y las ya ejecutadas, la Junta "está impulsando el cambio de nuestro sistema energético hacia uno más eficiente y sostenible, generando además empleo, actividad económica y mayor bienestar para los ciudadanos".

El nuevo Programa de Incentivos para el Desarrollo Energético Sostenible de Andalucía comprende 76 actuaciones de fomento de la eficiencia y el ahorro energéticos y el aprovechamiento de recursos sostenibles y prevé movilizar un importante número de actuaciones a través del modelo de empresas colaboradoras y la creación de 23.500 nuevos empleos hasta 2020.

Además, la Agencia Andaluza de la Energía aprobó entre 2009 y 2016, dentro de la Orden de Incentivos para el Desarrollo Energético Sostenible de Andalucía de ese período, más de 8.000 proyectos de ahorro y eficiencia energética, aprovechamiento de energías renovables y mejora de infraestructuras energéticas incentivados con 15 millones de euros y que generaron 69 millones en inversión, la gran mayoría impulsados por ciudadanos y dedicados a la producción de energía térmica.

Consulta aquí más noticias de Almería.