Madre a los 64 años
Un equipo médico del Hospital Recoletas de Burgos, a punto realizar una cesárea a una mujer de 64 años embarazada de gemelos. GRUPO RECOLETAS

La mujer de 64 años que dio a luz a gemelos en Burgos en febrero, tras someterse a una fecundación in vitro en EEUU, ha pedido este martes en la Audiencia Provincial que se cumpla la sentencia de hace dos años favorable a que recupere la tutela de su hija de 6 años, que le retiraron los servicios sociales.

A la salida de la vista oral, que se ha celebrado a puerta cerrada al tratarse de un asunto que afecta a una menor de edad, la mujer ha asegurado que ya se ha recuperado de la anestesia y del parto por cesárea y que lo que quiere ahora es que su hija mayor "conozca a sus dos hermanos", un chico y una chica, que siguen en el hospital porque nacieron con poco peso, "aunque están bien de salud".

El abogado de la mujer, cuyo lugar de residencia es Palacios de la Sierra, en la sierra de la Demanda burgalesa, ha insistido en que lo que piden es que se cumpla la sentencia de la Audiencia Provincial, que falló en contra de la decisión de los servicios sociales de retirarle la tutela, aunque presentaron un recurso de apelación que se ha visto esta mañana.

La madre no ha dudado de que su hija esté bien, aunque ha argumentado que "donde tiene que estar es con los suyos y no a miles de kilómetros, en Canadá", donde reside con una familiar suya.

Ha reconocido que "si no se hubieran llevado a la niña" seguramente ni se hubiera planteado volver a quedarse embarazada, aunque ha puntualizado que no se trata de una decisión egoísta.

Ha afirmado que no entiende "por qué tiene que molestar que una persona mayor tome esta decisión", aunque ha reconocido que la fecundación por encima de los 60 años no se puede realizar en España, por lo que tuvo que acudir a una clínica de EEUU.

No es el único ni el primer caso que se produce en España de mujeres que deciden ser madres superando la barrera de los 60 años. Recientemente, una mujer de Lugo de 62 años anunció que estaba embarazada de su tercer hijo.

En el caso de la burgalesa que ahora reclama recuperar a su hija, la cosa es algo más complicada. La justicia le retiró la tutela de la niña porque estaba desatendida y faltaba al colegio, como corroboraron los vecinos.

Es más, su familia intentó evitar que esta mujer pudiera volver a quedarse embarazada y llegaron a pedir que fuera incapacitada, ya que al parecer padece alguna dolencia psicológica. De hecho, los Servicios Sociales están realizando un seguimiento sobre la evolución de los gemelos, que podrían serle retirados.