El detenido, identificado como P.A., de nacionalidad ucraniana y vecino de la localidad malagueña de Torremolinos, fue arrestado como presunto autor de un delito contra la hacienda pública por contrabando de tabaco, según ha informado la Delegación del Gobierno de Castilla-La Mancha en una nota de prensa.

Efectivos de la Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC) de la Guardia Civil de Ciudad Real observaron un vehículo ocupado por una persona que "levantó sospechas a los agentes, ya que al acercarse al punto de control mostraba una actitud muy nerviosa".

Al inspeccionar el vehículo, los agentes descubrieron diez cajas de tabaco en el maletero del vehículo que contenían un total de 5.000 cajetillas de una marca no comercializada en España, habitual en el contrabando de tabaco entre Gibraltar y el resto de la península y cuya procedencia legal no pudo acreditar su conductor.

El detenido, las diligencias instruidas y el tabaco intervenido fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Alcázar de San Juan.

Esta actuación se enmarca dentro de los operativos que la Guardia Civil realiza en la provincia de Ciudad Real para detectar mercancías sometidas a impuestos especiales, controlando su distribución a puntos de la geografía nacional y comunitaria.