Hasta 300.000 personas se encontraban este sábado por la noche en el concierto de Indio Solari en Olavarría (Argentina), cuando tuvo lugar la mortal avalancha. Testigos del suceso han captado el momento en el que el músico se dirige al público al percibir que algo no iba bien. "Hay alguien desmayado, ¿qué es lo que está pasando ahí? Hay gente en el piso, por favor", dice el cantante señalando hacia la multitud.

"Vayan para atrás, córranse un poco que acá hay gente caída, ese es el problema. Hay que sacarlos, estamos a tres metros y no los podemos sacar", ha agregado.

"Deben estar borrachos, no los pisen", dijo el músico, que detuvo entonces su actuación, en el tercer tema, para pedir auxilio a los heridos y solicitó la presencia de Defensa Civil en el lugar ante el incremento de la tensión. La falta de auxilio, según los testigos, acabó desembocando en una descontrolada marea humana que ha dejado varios fallecidos.

La avalancha tuvo lugar cuando, según las primeras investigaciones, varias personas cayeron al suelo a la entrada del recinto de La Colmena y fueron aplastadas por el gentío que intentaba entrar.

Unas 300.000 personas asistieron al concierto, aunque el lugar solo tenía capacidad para 250.000, según los medios locales.