Hacerse una prueba de paternidad o parentesco en Granada estará al alcance de todos a partir del miércoles, aunque no de cualquier bolsillo. Será tan fácil como acudir a una farmacia y dejar una muestra de saliva, aunque previamente habrá que abonar los 495 euros que cuesta el test.

Las boticas de nuestra provincia serán las primeras de España en ofertar este tipo de pruebas, gracias al acuerdo suscrito entre el Colegio de Farmacéuticos y el laboratorio Lorgen. No obstante, la intención es que la cartera de pruebas genéticas que ofrecen estos establecimientos se vaya ampliando con el tiempo.

Así, los farmaceúticos dispondrán de un kit que permitirá al clientetomar muestras de su ADN de manera sencilla, a partir de células epiteliares de la boca, presentes en la saliva.

Resultado en 7 días

El interesado podrá enviar la muestra al laboratorio directamente, o través de la propia farmacia. Transcurrida una semana le comunicarán los resultados, que llegarán, según elija, a la botica o a su domicilio.

Todas las farmacias granadinas tendrán el kit a su disposición para hacer esta prueba , aunque habrá algunas que lo compren de entrada y otras que lo harán previa demanda, como ocurre con otros tratamientos que resultan costosos.