Gemma Montull admite que "pagaba dinero a Convergència"

Imagen de Gemma Montull entrando en la Ciutat de la Justicia.
Imagen de Gemma Montull entrando en la Ciutat de la Justicia.
ACN
La exdirectora financiera del Palau de la Música e hija de Jordi Montull, Gemma Montull, ha afirmado este miércoles durante su declaración en el juicio por el desfalco de la entidad que Ferrovial utilizaba el Palau "para pasar dinero a CDC" pero que ella "no sabía en aquel momento que era a cambio de adjudicaciones" de obra pública.

La exdirectora financiera del Palau de la Música e hija de Jordi Montull, Gemma Montull, ha afirmado este miércoles durante su declaración en el juicio por el desfalco de la entidad que Ferrovial utilizaba el Palau "para pasar dinero a CDC" pero que ella "no sabía en aquel momento que era a cambio de adjudicaciones" de obra pública.

Montull ha asegurado que ella no sabía si lo daba a cambio de adjudicaciones de obras públicas o por otros conceptos.

"Pagaba dinero a Convergència. Debía de ser a cambio de algo, lógicamente", ha declarado como acusada a preguntas del fiscal, justo después de que el entonces presidente del Palau, Fèlix Millet, declarara también que hubo pagos de la constructora a la institución que eran para el partido.

Montull ha explicado que su padre y entonces director administrativo del Palau, Jordi Montull, le "dictaba directamente" cómo elaborar los cuadros que constan en la causa, donde se observa la mecánica supuestamente para camuflar el destino de los fondos.

También ha asegurado que el expresidente de la entidad, Fèlix Millet, "lo controlaba todo" y que ella no tenía "ningún" grado de autonomía decisoria.

"Mi grado de implicación en la toma de decisiones era nulo, al igual que el de mis compañeros. Millet lo decidía todo", ha asegurado.

Montull, que no ha podido reprimir las lágrimas durante el juicio, también ha afirmado que sospechó de que Millet se pagaba viajes privados con dinero del Palau y ha reconocido que nunca planteó ni a él a su padre que eso no se podía hacer".

Además, ha dicho que no supo nada de las bodas de las hijas de Millet, supuestamente pagadas con fondos del Palau, hasta años después, hasta 2009.

La hija de Jordi Montull también ha contado que en el Palau había "muchos movimientos de dinero en efectivo" y que había pagos a empleados que se hacían en negro.

Ha explicado, asimismo, que entró en el Palau en diciembre de 2003 como adjunta directora administrativa, a las órdenes de su padre, y que en 2005 le cambiaron el cargo por el de directora financiera, a pesar de que sus funciones "no cambiaron".

Entre sollozos

A preguntas de su defensa, Gemma Montull explica que a ella se le pidió responsabilidad sobre los cheques y en cambio a otras personas no, debido, seguramente, a que "era la hija de Jordi Montull". Ha pasado a decir, entre sollozos, que para ella todo este proceso está siendo "muy doloroso", y que no se ha llevado "ni un solo euro" del Palau de la Música (la acusación habla de hasta 3,2 millones de euros).

Gemma Montull reconoce que todos sus bienes están embargados: "A Millet y Montull se les retira el pasaporte y se les pide una presentación mensual en el juzgado, en mi caso, todo y ser menos en el escalafón se me pide una fianza de 500.000 euros para no entrar en prisión y se me solicita la presentación semanal en el juzgado además de retirarme el pasaporte, en su momento lo encontré un agravio comparativo importante".

Acaba su declaración afirmando que allí "todos cumplíamos órdenes" del señor Millet, una persona "honorable, a la que atendían todos los gobiernos y personalidades, y a quien nadie le cuestionaba para nada".

El juicio se ha aplazado a las 14.53 horas hasta el próximo jueves a las 09.30 horas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento