Nuevas tecnologías
Un hombre trabaja ante el ordenador consultando su teléfono el móvil. GTRES

El 40,8% de los españoles cree que comprar con tarjeta por internet no es seguro y uno de cada tres (33%) opina lo mismo de las operaciones bancarias. Sin embargo, estas dos actividades online están entre las diez más frecuentes de los usuarios y solo uno de cada cinco, aproximadamente, afirma haber dejado de realizarlas debido a la preocupación por la seguridad.

Así se desprende del barómetro de febrero del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que pregunta sobre la seguridad y las nuevas tecnologías.

Las acciones que menos seguridad comportan para los encuestados en relación a la protección de sus datos personales, no obstante, son las de darlos para participar en un concurso (50,8%) y, después, colgar fotos o vídeos de ellos mismos, sus amigos o familiares (47,5%). Entre las acciones que más (mucha) seguridad comportan, dice el barómetro, están el pago con tarjeta en establecimientos y hacer la declaración de la renta por internet.

Casi la mitad de los españoles (47,7%) considera muy probable que si proporciona sus datos personales estos acaben siendo utilizados con fines comerciales; de hecho, hasta un 63% afirma haber recibido llamadas o mensajes publicitarios sin ser consciente de haber dado sus datos previamente.

El 37,8% asegura que nunca da su consentimiento para el uso de sus datos y el 30,6% lo hace "a veces". A pesar de todo, el 73,1% nunca ha solicitado que borren sus datos de algún registro. Entre los datos más protegidos por los españoles (no los darían salvo que fuera imprescindible) están la información financiera (85,9%), la huella dactilar (84,6%), fotos y vídeos suyos (65,3%), el historial médico (62,3%) y el DNI (54,8%).

Políticas de privacidad

En cuanto al fraude, un 81.9% asegura que no ha recibido en el último año llamadas, mensajes o correos fraudulentos para intentar conseguir datos bancarios o de tarjetas de crédito. Entre los que sí afirman haberlos recibido (15,9%), más de la mitad (53,8%) no lo denunció. Ante un posible uso fraudulento de esos datos, eso sí, el 55,4% iría a la Policía o a la Guardia Civil.

Seis de cada diez usuarios de internet (61,8%) raramente o nunca lee las políticas de privacidad de las páginas que visita; uno de cada tres (33,4%) está bastante de acuerdo en que es más importante, para él, acceder a los servicios que presta esa página que controlar sus datos. Hasta el 70,7% considera que las políticas de privacidad son poco claras.

Entre los usuarios de internet (el 72,8% de los encuestados), la actividad más común es, con diferencia, buscar información (mencionado por el  90,8%). Después, usar el correo electrónico (68,5%); participar en redes sociales (64,4%); mensajería instantánea (62,1%); escuchar o descargar música (51,2%); ver o descargar películas o series (46,1%); realizar gestiones bancarias (42,6%); y comprar algún producto o servicio (40,5%).

Un 21,2% de "arrepentidos"

Por otra parte, uno de cada cinco usuarios de redes sociales (21,2%) se ha arrepentido alguna vez de haber publicado un comentario, una foto o un vídeo en ellas; el 8,8% dice haber tenido problemas por lo que otros han colgado.

Tres de cada cuatro usuarios está muy o bastante de acuerdo con la afirmación de que "es difícil controlar quién ve la información que se introduce en el perfil de las redes sociales" y más del 67 % cree que estos servicios no cuidan de la seguridad de los datos.

Además, el 96,9% de los internautas consultados está de acuerdo o bastante de acuerdo con la necesidad de que las redes sociales pidan la autorización del usuario antes de brindar sus datos a terceros, mientras que el 92,4% considera que estas no deberían cambiar las políticas de privacidad sin su consentimiento previo.

Del 27,2% de entrevistados que dice no haber accedido a internet en los últimos tres meses, casi la mitad (46,9%) alega que no lo hace porque no le gusta o no le interesa, mientras que el 38% no usa la red porque no sabe cómo hacerlo. El teléfono es el principal dispositivo de conexión a la red (87%).