Cumbre a cuatro en Versalles entre Rajoy, Merkel, Hollande y Gentiloni.
Cumbre a cuatro en Versalles entre Rajoy, Merkel, Hollande y Gentiloni. EFE

El presidente de Francia, François Hollande, y la canciller de Alemania, Angela Merkel, reclamaron este lunes una Unión Europea (UE) que avance a varias velocidades para que el bloque comunitario sea capaz de afrontar sus desafíos futuros.

"No hay capacidad de influir si la división se instala. La unidad no significa uniformidad, razón por la cual abogo por nuevas formas de cooperación, por una cooperación diferenciada, que hace que unos países puedan ir más rápido", dijo Hollande al término de una reunión con Merkel y con los líderes de España e Italia.

La canciller alemana respaldó esa postura al destacar en ese encuentro cuatripartito en Versalles que hay que tener "la valentía de aceptar que ciertos países vayan por delante", sin cerrar esa colaboración a los que estén retrasados.

La cita tenía como objetivo empezar a preparar el futuro de la UE tras la salida del Reino Unido y Hollande dejó claro en la misma que el "'statu quo' no puede ser la solución", sobre todo tras la aprobación del brexit".

Tanto el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, como el primer ministro italiano, Paolo Gentolini, respaldaron en sus respectivas intervenciones que se permitan diferentes niveles de integración en ámbitos clave.

Rajoy quiere "ir más allá"

El presidente aseguró que España está dispuesta a "ir más allá" en la integración europea "con todos aquellos que quieran seguir en la integración"

Se trata de la primera ocasión en que Rajoy ha mostrado tan claramente su apoyo a esa opción de una Europa de varias velocidades.

Lo hizo después de subrayar que entre las alternativas sobre el futuro de la UE que plantea el Libro Blanco presentado por la Comisión Europea le gusta la que apuesta "por más y por mejor integración".

"Creo que en este momento Europa debe mirar lejos, porque cuando lo ha hecho es cuando ha vivido los mejores momentos de su historia", señaló.

Pero a continuación mostró su apoyo a lo que expresaron en sus intervenciones previas Hollande y Merkel -y posteriormente lo hizo Gentiloni- en defensa de una Europa con más de una velocidad.

"Estoy de acuerdo con lo que acabamos de oír aquí. España está dispuesta a ir más allá en la integración con todos aquellos que quieran seguir en la integración", recalcó.