Los ayuntamientos se han concienciado de la importancia de la seguiridad en los espectáculos taurinos y hasta el pasado mes de septiembre, han solicitado la presencia de la policía autonómica en 433 festejos, donde efecturaron 790 servicios relacionados con la seguridad de los participantes y del público.

Esto supone un incremento de un 34% con respecto a 2006, según el Consell. Los agentes han decomisado también 188 entradas taurinas y de fútbol de reventa ilegal.