El ciberacoso, el sexo virtual o los comportamientos adictivos son algunos de los principales peligros a los que se exponen los menores en la red.

Para hacerlos frente, los padres cuentan con un nuevo aliado: un libro que les enseña a supervisar las páginas web en las que se meten sus hijos, vigilar lo que escriben en chats o incluso espiarlos desde otro ordenador.

El manual Técnicas de hacker para padres pretende , según su autora, Mar Monsoriu, ayudar a toda una generación de progenitores «sorprendida por las habilidades de los niños». Hay soluciones «sencillas y hasta de seguridad militar», sostiene.